Toma limón y di adiós a las toxinas

El limón es rico en minerales, oligoelementos y vitamina C. Estas sustancias lo convierten en uno de los mejores depurativos para el organismo.

Limón

El limón es un cítrico rico en minerales, oligoelementos y vitamina C. Estas sustancias lo convierten en uno de los mejores alimentos depurativos para el organismo. 

A la ya conocida propiedad de poseer una gran cantidad de vitamina C, el limón une otros muchos beneficios que lo convierten en una panacea para la salud. Cuenta con minerales y oligoelementos como calcio, hierro, sodio, potasio, fosfato, fósforo, magnesio y cobre.

Propiedades del limón que no conocías

El limón es perfecto para el hígado y para limpiar el organismo de toxinas. Su condición astringente provoca una primera contracción y un posterior estiramiento de los tejidos que permite que éstos suelten y eliminen las toxinas.

Está indicado en casos de fragilidad capilar, gripe, hemorragias, parásitos intestinales y para la necesidad de estimular los leucocitos. Salvo en casos de gripe, donde el periodo de dolencia es breve, en el tratamiento de enfermedades persistentes se debe comenzar por tomar el zumo de un limón e ir subiendo la dosis a diario de uno en uno hasta seis.

Después se volverá de forma progresiva hasta tomar solo uno, descansar una semana y repetir el proceso. Ha de beberse en ayunas y disuelto en agua para que no siente mal al estómago.

Pero también tiene contraindicaciones...

El limón no debe tomarse en casos de estreñimiento crónico o si se tienen trastornos de la menstruación.

También es una fruta que está desaconsejada en los casos de úlcera duodenal y de estómago.

Tampoco es aconsejable mezclarlo con alimentos ricos en féculas como patatas, trigo, arroz…

Y una receta que no falla: tarta de limón con merengue

Y si te apetece usarlo para hacer un postre de esos de chuparse los dedos, no puedes dejar de preparar esta deliciosa tarta de limón con merengue o lemon pie. Una receta típica de la cocina británica y americana con la que el triunfo está asegurado. Tiene una combinación ganadora de dulce y ácido que te hace querer más a cada cucharada. 

¡Sácale partido en la cocina!

El limón es un ingrediente que funciona fenomenal en multitud de platos, tanto dulces como salados. Es perfecto para preparar diferentes refrescos o sorbetes e, incluso, cócteles.

En el apartado salado, añadir unas rodajitas de limón al pescado que vas a cocinar en papillote le aporta un aroma muy interesante. Y su zumo es perfecto para hacer vinagretas sustituyendo el vinagre. 

Su piel es ideal para aromatizar tus postres: bizcochos, tartas, flanes... Su zumo también es perfecto para hacer todo tipo de dulces. Y hay una crema, el lemon curd, que es una crema dulce de limón, que va prácticamente con cualquier dulce (desde una tostada, hasta un bizcocho...) y que se come a cucharadas. ¡Absolutamente adictiva! 

Eso sí, cuando uses la piel, es fundamental que sea solo la parte amarilla ya que la parte blanca aporta un sabor amargo que puede arruinarte el plato.

Y una vez dicho esto, ¿alguien va a resistirse a las bondades del limón? Aprovecha esta deliciosa fruta que es muy sana y tiene muchos usos tanto dentro como fuera de la cocina.

 

CONTINÚA LEYENDO