Vientre Plano. Trucos AntiTripa.

¿Tienes tripita? Combinando una dieta ligera con una serie de ejercicios aeróbicos podrás hacer que desaparezca (transformarás el exceso de grasa en energía y perderás volumen de forma paulatina). Pero debes saber que no sólo la grasa acumulada hace que el vientre 'se expanda', también influyen los gases o la retención de líquidos. Sigue estos consejos y acabarás con los michelines:
-Con sólo caminar 1,5 km al día y tomar 100 calorías menos diarias (un plátano, por ejemplo) lograrás disminuir tu IMC (índice de masa corporal; indica la relación de tu peso con tu altura y si sufres sobrepeso, obesidad, bajo peso o estás en tu peso correcto). Para calcularlo, pincha aquí.
-Pasea cada día un rato y combínalo con abdominales sencillas. ¿Cómo hacer bien abdominales? Estírate sobre una colchoneta o toalla y flexiona las rodillas formando un ángulo de 45 grados (los pies deben quedarbien apoyados en el suelo). Coloca las manos detrás de la cabeza y eleva un poco la parte superiro del abdomen. Realiza 3 series de 8 repeticiones.
-Tras el ejercicio, bebe un poco de zumo de frutas cítricas: evita la retención de líquidos y te ayudará a quemar.
-Aprovecha cualquier momento para reforzar el efecto de las abdominales. Sólo tienes que apretar los músculos del abdomen y hacer pequeñas contracciones.
-Cuida tu alimentación. Vigila las grasas (opta por carnes magras, el pescado sí puede ser azul), toma abundante fruta y verdura (te aportarán fibr, fundamental para combatir el estreñimiento), cocina con poco aceite (olvídate de las frituras).  Alíate con las nueces (tomar 6 mitades de este fruto seco al día ayuda a alisar la barriguita); los espárragos (son muy diuréticos, evitan la retención de líquidos); el yogur desnatado (un estudio ha demostrado que incluirlo en la dieta ayuda a eliminar la grasa abdominal); y las alcachofas (muy ricas en fibra, favorecen el tránsito intestinal y la pérdida de peso).
-Si tienes problemas de gases: añade comino molido a las legumbres, evita comer cebolla cruda y toma, después de la comida, infusiones digestivas (manzanilla con anís, hierbaluisa, menta...).
-Si retienes líquidos, sustituye la sal por hierbas aromáticas digestivas y carminativas (es decir, que disminuyen la producción de gases en el intestino). Opta por orégano, salvia, hinojo fresco, menta o estragón.

Continúa leyendo