Trucos sencillos para evitar tener antojos entre horas

¿Te apetece comer cosas dulces o saladas entre horas? No te pierdas estos consejos para aprender a controlar los tan famosos antojos.

Los antojos son un fenómeno cotidiano bastante común. Si has tenido un mal día en el trabajo, no has dormido lo suficiente anoche, estás a punto de tener la regla o tienes algún otro evento estresante en el horizonte, ¿sientes que de repente te apetece comer algo dulce o salado, rico en grasa?

Los antojos son solo una manifestación de una necesidad de tu cuerpo. A veces es una necesidad física real o puede ser una necesidad emocional. Los antojos están influenciados por muchos factores, aunque uno de los más importantes suele ser el estrés, ya que es muy común usar la comida para aliviar el estrés o encontrar consuelo. Las fluctuaciones hormonales también pueden desencadenar antojos, y si no estos son demasiado frecuentes, podrían acabar boicoteando tu dieta o haciéndote llevar una alimentación un tanto insana. Pero ojo, hay algunas formas de evitar que los antojos se interpongan en tu búsqueda de hábitos alimenticios más saludables… ¡Toma nota de estos consejos!

Planifica con anticipación

Los antojos son inevitables a veces, y planificar con anticipación es una de las mejores formas de combatirlos. ¿Cómo? Planifica refrigerios saludables en tu día a día y mantenlos siempre a mano. De esta manera, si no puedes comer una comida o tienes ganas, puede tomar un refrigerio rápido y sano y evitar un bajón de azúcar en sangre que te hará buscar un alimento azucarado o alto en carbohidratos.

trucos antojos
iStock

Distráete: Una distracción también puede ayudar, especialmente si el estrés es un factor desencadenante para tus antojos. ¿Algunas cosas que puedes hacer en lugar de comer? Salir a caminar, hacer deporte, llamar a alguien, ponerte a leer o incluso tomar chicle para simular el acto de comer sin hacerlo puede ayudarte.

Considere por qué están sucediendo los antojos: Tómate el tiempo para determinar lo que tu cuerpo y tu cerebro están tratando de decirte. Pregúntante: ¿tengo hambre? ¿Es aburrimiento? ¿Estoy triste? Luego escribe todo esto en un diario de alimentos para ver si puedes detectar patrones. Ten en cuenta también si tienes antojos de alimentos a la misma hora todos los días, si tienes antojos de los mismos tipos de alimentos y cuánto tiempo duran.

Ajusta tu proporción general de macronutrientes: Si con frecuencia tienes ciertos tipos de antojos, esto podría ser una señal de que necesitas cambiar la proporción de grasas, carbohidratos y proteínas que comes con regularidad. Si notas que tienes antojos de más carbohidratos o azúcar, por ejemplo, intenta aumentar tu ingesta de proteínas para mantener estables los niveles de azúcar en la sangre. La proteína también es un macronutriente muy saciante, por lo que es más probable que te sientas lleno y satisfecho después de una comida o un refrigerio rico en proteínas.

Alternativas sanas: Si los alimentos salados son tu mayor antojo, apuesta por alternativas como palomitas de maíz naturales, encurtidos, frutos secos o chips vegetales. Si te apetece algo dulce, prueba por la siempre saludable fruta, un yogur o una onza de chocolate negro con un alto porcentaje de cacao.

Continúa leyendo