¿Un puñadito de Cacahuetes?

Conocidos también como manís, los cacahuetes tienen 'mala fama' por su alto contenido en grasas (casi un 50 %), pero son muy ricos en proteínas de alta calidad. Y es más, sus grasas son insaturadas en un 70 %. Entre ellas predominan los ácidos oleico y linoleico (Omega 6), muy importantes a la hora de controlar el colesterol.
Estas son algunas de sus propiedades:
-Desinfectantes de las vías respiratorias, gracias a su aporte de azufre.
-Antioxidante de las membranas celulares por su aporte en vitamina E.
-Ayuda a sintetizar correctamente las proteínas debido a su índice de magnesio.
-Al presentar ácido cólico, se recomienda en el embarazo (proporciones moderadas).
-Previene el exceso de colesterol.
A pesar de ser un fruto muy calórico, resulta una buena ayuda en situaciones que requieran una reserva de energía (calor intenso, deportes al aire libre, trabajos duros...). Es mejor tomarlos con la piel marrón, ya que en ella se encuentran muchos antioxidantes en forma de compuestos fenólicos.  Por otra parte, el aceite de cacahuete puede procesarse y producir glicerol (se emplea para hacer nitroglicerina, uno de los componentes de la dinamita).

Continúa leyendo