Un tipo de yoga para cada mujer

El yoga tiene numerosos beneficios para la salud y es una forma perfecta de hacer ejercicio. Hay muchos estilos, ¿sabes cuál va más contigo? Te ayudamos a elegir.

 

Cuando hablamos de yoga destacamos su capacidad para ayudarnos a liberar estrés y a conectar mente y cuerpo, permite aprender a relajarnos y a desconectar de las tensiones diarias. Sin embargo, al hacer yoga también realizamos un importante trabajo físico: tonificación de los músculos, flexibilidad, agilidad, dominio de la respiración, estiramientos… como vemos es una disciplina completa e intensa. Sin embargo, hay muchos tipos de yoga y cada uno de ellos refuerza unas características concretas y está recomendado para un tipo de persona.

 

El Hatha Yoga, por ejemplo, es uno de los más practicados en Occidente. Este tipo de yoga es ideal para principiantes: trabaja la musculatura, activa el metabolismo, enseña a controlar la respiración y nos prepara el cuerpo para la meditación.

 

Si eres perfeccionista y lo que te gusta es la armonía que transmiten las asanas de yoga, puedes decantarte por el Iyengar Yoga, que trata de enseñar la correcta ejecución de las posturas de yoga, se centra mucho en la técnica y permite desarrollar una musculatura firme y definida.

 

¿Quieres saber qué más tipos de yoga hay y cómo elegir? No te pierdas nuestra galería: ¿Qué tipo de yoga elijo?.

También te puede interesar:
Cristina

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte curioso, interesante y emocionante sobre el mundo de la gastronomía y la nutrición. Bon Appétit!

Continúa leyendo