Verdades y Mentiras sobre los Hidratos de Carbono

Demonizados por unos y adorados por otros, los hidratos no sólo son necesarios para el organismo, sino que también son grandes aliados para adelgazar.
Carbohidratos, glúcidos o hidratos de carbono son las tres principales denominaciones que se utilizan para designar compuestos alimenticios formados por carbono, hidrógeno y oxígeno que sirven, principalmente, para proporcionar energía. “Los alimentos más ricos en estos nutrientes son, por este orden, los cereales, el azúcar, las raíces y tubérculos, las legumbres, los vegetales y las frutas”, señala el endocrino Juan Madrid. Muchas veces, la falta de información hace que se los culpe erróneamente del aumento de peso cuando, tomados en la proporción adecuada, son responsables de todo lo contrario. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que “en los países industrializados, se consume el 48% de la dieta en forma de hidratos, y lo saludable para evitar un problema de obesidad, entre otras cosas, sería aumentar la ingesta al 55%. Y es que, a pesar de su mala fama, hoy casi todos los nutricionistas defienden que son el componente de la dieta que menos engorda. Tan sólo un dato: un gramo de grasa proporciona más del doble de calorías que uno de hidratos. Te invitamos a descubrir los beneficios de este macronutriente y a borrar de tu mente los falsos mitos que hacen que reduzcas más de la cuenta su consumo. ¡Cambiarás tu dieta!
Verdadero: son vitales para el cerebro. Son el ‘combustible’ (energía) que lo alimenta, así como al sistema nervioso. Causan múltiples intolerancias. Entre ellas, la enfermedad celiaca. Su déficit produce un ‘bajón’ energético. Si necesitas hidratos, tu organismo te lo hará saber bajando los niveles de azúcar. Son el nutriente que más sacia. Gracias a su alto contenido en fibra. Protegen el corazón. Lo dice la Fundación Española del Corazón: “Una dieta rica en hidratos tiene una función protectora contra las enfermedades cardiacas”. ¡Ojo si tienes problemas de páncreas! Los carbohidratos fuerzan a este órgano para que segregue más insulina. Son buenos para evitar la diabetes. Junto a una dieta rica en almidón y fibra, protegen de esa enfermedad.
Falso: cuidado con los integrales... Un estudio ha demostrado que una dieta rica en carbohidratos integrales ayuda a adelgazar más a las personas con sobrepeso. Todos son buenos. Según su estructura, se dividen en azúcares, almidones y fibra; los dos primeros son menos sanos que la fibra. Suprimirlos nos hace quemar grasas. Al contrario: reducirlos hace que el organismo se acostumbre a trabajar menos.
No se deben tomar en la cena. Son beneficiosos a cualquier hora y por la noche regulan el apetito. Frutas y verduras son los carbohidratos light. El índice glucémico de la naranja es de 40, mientras que en las lentejas es de 29. La legumbre es el carbohidrato más ligero y adelgazante. Producen gases. Sólo si los combinas con alimentos que tengan mucha grasa.
¿El porcentaje ideal? “Para seguir una dieta sana y no engordar, lo recomendable sería tomar un 55% de carbohidratos, un 30% de grasas y un 15% de proteínas”, señala la OMS. Como media, unos 250 gramos de hidratos al día.
Por Toni A. Neila

Continúa leyendo