Vista cansada, ¿es tu caso?

A la vista cansada se la conoce como presbicia. Y consiste en la dificultad para ver de cerca, ya que con la edad disminuye la capacidad de acomodación del cristalino.

 

¿Qué es el cristalino?

La verdadera lente del ojo, que permite enfocar correctamente los objetos. Está sujeto al globo ocular y al músculo ciliar, situado en el interior del ojo, por unos ligamentos que al contraerse y estirarse regulan su forma (convexidad), con lo que facilitan el enfoque de los objetos según la necesidad (su cercanía o lejanía).

 

¿Qué ocurre?

Con la edad, estos ligamentos pierden elasticidad y no permiten que el cristalino se abombe lo suficiente para enfocar bien los objetos cercanos.

 

¿A qué edad aparece?

Alrededor de los 40 ó 50 años. “En la actualidad afecta al 81% de los españoles de más de 45 años, una cifra que asciende al 98% en los mayores de 65 años”, explican en la Clínica oftalmológica Baviera

 

No se puede prevenir

La presbicia es inexorable: va íntimamente relacionada con la edad. “Los 45 años son como un reloj biológico: es cumplirlos y aparecer la presbicia”, dice el doctor Carlos Veiga de la Jara, de la Clínica Veiga de la Jara, en Segovia. A partir de esa edad afecta al 100% de las personas, según el Instituto de Óptica Daza Valdés, del Consejo Superior de investigaciones Científicas (CSIC). Y cuando se presenta a veces no ‘viene sola’, sino acompañada por efectos secundarios como el dolor de cabeza, enrojecimiento ocular y mareos.

Si no se puede evitar ¿se puede al menos ralentizar el proceso degenerativo? La pregunta es inevitable. Según un estudio de la Universidad de Harvard (Estados Unidos), una dieta rica en betacarotenos y vitaminas A, B, C y E es muy beneficiosa (papaya, calabaza, zanahoria, mango, germen de trigo, semillas de girasol, salmón y pescado azul, huevo, cereales integrales, verduras de hoja verde...).

 

¿Puede corregirse?

Hasta hace poco, se recurría a las gafas: monofocales, para quienes ven bien de lejos; progresivas o multifocales, que permiten ver bien desde cualquier distancia con tan sólo variar la inclinación de la cabeza; bifocales, en las que la lente se divide en dos (la parte superior para enfocar de lejos y la inferior de cerca).

 

¿En qué consiste la cirugía?

“Hay diferentes tipos de operación para la presbicia”, dice el doctor José Benítez del Castillo Sánchez. “Unas actúan sobre la córnea mediante láser o implantando lentes en la misma. Esto suele realizarse en un ojo, dejando el no intervenido para visión de lejos y el operado para vista de cerca (monovisión). El otro grupo de técnicas consiste en eliminar las cataratas si las hubiese o el cristalino (en el caso de que fuera transparente: sin cataratas) y sustituirlos por lentes intraoculares”.

 

Por Elba Simón

Continúa leyendo