Yogur, la Leche en su Mejor Forma

A muchas personas la leche no les sienta bien. La mayoría de las veces se debe a la lactosa (su azúcar), que puede provocar intolerancia. Con el yogur no ocurre lo mismo garcias a las bacterias que presenta, ya que reducen la proporción de lactosa, predigieren las proteínas y además aumentan las poblaciones de las bacterias más beneficiosas para nuestra salud del intestino grueso.
Por otra parte, son ricos en calcio (2 yogures suponen el 30 % de las cantidad diaria recomendada, CDR) y vitamina B12 (20 % de la CDR), que ayuda a la formación de glóbulos rojos, entre otras cosas. Presentan también selenio (ayuda contra el envejecimiento), cinc (favorece la cicatrización de heridas) y la vitamina B2 o riboflavina, que proporciona energía a las células.
2 yogures enteros son unas 150 calorías  (29 % de hidratos; 47 % de grasas y  24% de proteínas). Si no quieres aumentar tus calorías diarias, opta por los desnatados. La única diferencia nutricional es que tienen menos grasa.
Entra en el blog Yogures Caseros, aprenderás más sobre el yogur y encontrarás muchas recetas de derivados lácteos.

Continúa leyendo