12 alimentos que te protegen del sol

La alimentación juega un papel clave a la hora de proteger la piel del sol y conseguir un bronceado saludable.

Nutrientes anti-radiación

No todo son fotoprotectores, gafas de sol, sombreros y ropas de lino. En verano podemos añadir un plus a nuestros cuidados frente al sol, que van más allá de las medidas convencionales que todos conocemos. Y ese plus debe mantenerse durante todo el año y no solo en fechas estivales.

Hablamos de la alimentación, que juega un papel clave a la hora de proteger la piel del sol y conseguir un bronceado saludable. Es fundamental seguir una dieta enfocada a la fotoprotección de la piel y para ello hay que tener en cuenta una serie de nutrientes básicos todo el año y especialmente en épocas de sobreexposición solar.

“Durante el verano, la alimentación y la micronutrición deben estar orientadas a aumentar la fotoprotección natural de la piel, ayudando a equilibrar la respuesta inflamatoria del cuerpo, así como los mecanismos antioxidantes y la actividad apoptótica saludable del propio organismo", explica la farmacéutica experta en nutrición y dietética, Inmaculada Canterla, directora de Cosmeceutical Center, farmacéutica y experta en nutrición y dietética.

La clave está en incorporar a la dieta alimentos que ayuden a regular la producción de melanina, una sustancia natural que le da color al cabello, la piel y el iris del ojo, y que nos protege de la radiación solar. Está producida por unas células llamadas melanocitos que se encuentran en la epidermis. “La pigmentación de la piel es fundamental como agente fotoprotector, ya que la melanina cumple la función de absorber las radiaciones UV, y es además un potente antiradical”, explica la experta. Por ello, para proteger la piel es importante estimular la síntesis de melanina, es decir, aumentar la cantidad de melanina dentro de los melanocitos y favorecer su correcta distribución a nivel epidérmico”, aclara.

Incorporar en la dieta veraniega nutrientes que ayuden a estimular la propia melanina de la piel, “jugará un papel fundamental en para su hidratación y protección”, apunta Canterla. Nutrientes como el Q10 (presente en el marisco, el pescado, las nueces o las espinacas), los betacarotenos (que abundan en la papaya, la zanahoria, los pimientos) y los suplementos ricos en antioxidantes, ayudarán a la protección natural de la piel en las fechas en las que te vayas a exponer al sol.

Continúa viendo nuestras galerías