Nutrición

13 smoothies dulces y salados para una dieta detox

El término detox significa desintoxicar. Pero, ¿nuestro organismo no tiene los sistemas que se encargan de depurarlo? La contaminación ambiental, el estrés, la mala alimentación… son parte de la respuesta.

Nuestro estilo de vida, tan exigente, puede llegar a ser tóxico, y nuestro cuerpo necesita a veces que le demos un empujón para superar las consecuencias de las circunstancias que no son naturales, y para las que no está preparado.

Estamos rodeados de agentes que sobrecargan de toxinas nuestro cuerpo (pesticidas, metales pesados, fármacos…) A diario el organismo tiene que combatir toxinas que entran a través de la piel, la barrera intestinal o la respiración, o que bien se producen en su interior (productos de la degradación de las hormonas, subproductos de la digestión, radicales libres altamente oxidantes que se producen en los procesos de respiración celular, etc.), explica la nutricionista Juana María González de Prada, directora técnica de Alimmenta (Barcelona).

Los síntomas de acumulación de toxinas pueden ser cansancio, fatiga, pérdida de memoria, ansiedad, irritación de la piel, picores, rigidez muscular, bajada de defensas, inflamación…, dice la misma experta.

¿Por qué son buenos los planes detox?

Los programas detox se comprenden como una pausa para el organismo. Se trata de cuidar el cuerpo desde la alimentación: tomando alimentos sanos en perfecta simbiosis (combinaciones entre ellos que nos aportan el máximo de nutrientes). Y también, como no, alimentándonos de forma consciente.

Con un sistema defensivo y depurativo adecuado, el cuerpo combate de mejor forma los tóxicos de los que estamos rodeados, de manera que le ayudamos a eliminar sustancias nocivas y evitamos la degradación celular, lo que además nos ayuda a frenar el envejecimiento.

¿A qué nos ayudan los smoothies?

Los smoothies son los grandes protagonistas de las dietas detox. Según la doctora María Teresa Barahona (Madrid):
- Ayudan a limpiar y detoxificar el cuerpo, ya que reestablecen el equilibrio entre la acidez y la alcalinidad.
- Hacen que necesitemos menos cafeína pues aportan energía de forma natural.
- Purifican la sangre, al estar llenos de vitaminas, clorofila y enzimas.
- Facilitan la toma de las 5 porciones de verduras y frutas necesarias al día.
- Facilitan también la pérdida de peso.

A la hora de hacerlos, elige verduras y frutas de temporada, así te asegurarás el máximo aporte de beneficios, y procura que sean de origen ecológico.

Comienza tomando uno al día (de unos 250 ml), por ejemplo para desayunar. Después puedes ir aumentando la toma hasta cuatro vasos al día. Lo ideal es alternar los de fruta con los de verdura ya que los de fruta tienen mucha fructosa y pueden sobrecargar tu organismo.

Te recomendamos 13 smoothies muy sanos y nutritivos para una dieta detox. (Las cantidades están pensadas para una sola persona).