1 de

12 zumos ricos en vitamina C

La vitamina C no puede faltar en tu dieta y menos en invierno. Te damos ideas para preparar zumos buenísimos y cargados de esta vitamina.

¿Dónde conseguir vitamina C?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda tomar 45 miligramos (mg) al día de vitamina C y hay muchas frutas y verduras que nos proporcionan dicha cantidad.

Los vegetales y las frutas son las principales fuentes de vitamina C. Entre los alimentos más conocidos se encuentra la naranja que, aunque contiene 53 mg, no es el producto con más cantidad. El pimiento rojo (139 mg por cada 100 gramos), la grosella negra (177 mg), las coles de Bruselas (112 mg) o la papaya (80 mg) son alimentos que tienen una mayor concentración.

Este nutriente tiene numerosas propiedades para tu salud. Entre algunas de sus cualidades se encuentra su poder contra los resfriados comunes y catarros una vez contraídos, ayudando a minimizar el tiempo de enfermedad y los síntomas. También contribuye a controlar la presión arterial alta y reducir inflamaciones. Tomar vitamina C ayuda a tener buen humor, gracias a que esta incrementa la liberación de la hormona de la felicidad: la oxitocina.

Si quieres conocer nuevas combinaciones de zumos para no recurrir al clásico zumo de naranja exprimido, no te pierdas esta galería con propuestas de zumos ricos en vitamina C.