Nutrición

Adelgaza comiendo hidratos todos los días

No es una cuestión de un período más o menos largo de tiempo, ni de hacer una dieta drástica y milagrosa. Quien de verdad quiere adelgazar, y entendemos por ello eliminar la grasa de nuestro organismo, debe plantearse un cambio en sus hábitos alimenticios que le permita una reducción del peso corporal para siempre. Se trata de alimentarse de manera sana y racional.

El primer paso consiste en conocer la composición de los alimentos. ¿Qué contiene un filete, un huevo, un trozo de pan? El paso siguiente será combinar cada alimento adecuadamente para conseguir una dieta equilibrada y nutritiva.

Todos los alimentos son buenos y todos son malos; todos engordan y todos adelgazan. Como decía el profesor Grande Covián, el único alimento que de verdad adelgaza es aquel que se queda en el plato. ¿Quién lo duda?
Partiendo de esta gran verdad, podemos afirmar que se puede adelgazar comiendo de todo sin renunciar a casi nada. El truco está en la proporción de cada alimento dentro de las comidas.

De los alimentos obtenemos: proteínas, hidratos de carbono y grasas, además de vitaminas y minerales. Todos ellos son necesarios para distintas funciones del organismo, por lo tanto no debemos prescindir de ninguno. Lo ideal para perder peso es hacer una dieta equilibrada que aporte proteínas, hidratos y grasas en su justo equilibrio.
La dieta debe aportar las calorías necesarias para cubrir las necesidades metabólicas de energía. Lo ideal sería unas 30-40 Kcal por kilo de peso y día.

La OMS recomienda incluir en nuestra dieta:


- Hidratos de Carbono: hasta un 50-55% del aporte calórico total.
- Proteínas: deben suponer un 10-15% del aporte calórico total.
- Grasas: no deberían superar el 30% del aporte calórico total.
- La fibra vegetal: debe ser superior a 25 g al día.
- Se recomienda no sobrepasar de 6 g al día el consumo de sal.

Cada vez son más los estudios que demuestran que lo verdaderamente importante es disminuir el aporte de grasas en la dieta, de manera que las grasas acumuladas y causantes del sobrepeso sean utilizadas en los distintos procesos metabólicos y desaparezcan.