Nutrición

16 alimentos para combatir la astenia otoñal

La llegada del otoño trae cambios que, a veces, nos cuesta un poco asimilar y en ocasiones aparece la conocida astenia otoñal. Te contamos cómo tu dieta puede ayudar a hacerle frente.

Septiembre es el mes de la “vuelta al cole”, pero muchas veces todavía lo tomamos como un periodo de transición, sobre todo al principio de mes, sin embargo, cuando entra el otoño ya es la vuelta total a la rutina y si a eso le sumamos que se acortan las horas de luz, no es difícil entender que nuestro ánimo se puede ver mermado. Además, nos despedimos de las altas temperaturas del verano y empiezan a aparecer con cada vez más frecuencia los días de frío y lluvia. La astenia otoñal es, generalmente, algo pasajero que solo requiere un pequeño periodo de adaptación y volver a reajustar nuestros horarios y nuestros hábitos a esta estación del año. Sin embargo, a pesar de ser algo  que no suele durar mucho, podemos ayudar a que esa sensación pase antes y sea más llevadera.

En primer lugar, adoptar unos hábitos saludables es básico para afrontar la astenia otoñal: debemos practicar ejercicio de manera regular, respetar las horas de sueño y no olvidarnos de dedicar algo de tiempo a nuestro ocio y aficiones, esto es fundamental para mantener una actitud positiva. Un factor muy importante para plantar cara a la astenia otoñal es la dieta: debe ser sana y equilibrada y los alimentos predominantes han de ser frutas y verduras, pero hay alimentos concretos que, por su aporte nutricional, son más beneficiosos y eficaces para afrontar el desánimo, el cansancio y la apatía típicos de la astenia otoñal.

Algunos alimentos como las legumbres, además de ser perfectas para afrontar la llegada de los días de frío, son especialmente beneficiosos por su riqueza en minerales como el hierro, por ejemplo, que ayuda a fortalecer nuestro sistema inmune. Otros, destacan por su acción sobre el sistema nervioso y la producción de serotonina, imprescindible para generar sensación de bienestar y felicidad. Es el caso de alimentos como el chocolate, por su riqueza en teobromina y el aguacate, por su contenido en triptófano. A continuación, dejamos más alimentos que te pueden ayudar a plantar cara a la astenia otoñal.

También te puede interesar: ¿Qué es la astenia otoñal?