Nutrición

20 claves para no engordar en Navidad

La Navidad es una época muy peligrosa para mantenernos en nuestro peso. Tenemos infinidad de comidas y cenas familiares, de trabajo y con amigos, y es muy difícil no pasarse ni caer en tentaciones.

El principal problema de las comidas navideñas es que son copiosas y muy variadas (varios entrantes, platos y postres). Además, cada vez se empieza a celebrar antes la Navidad y los excesos llegan antes

Aunque los platos navideños típicos no son muy calóricos (marisco, pavo, besugo), el problema está en los aperitivos y las bebidas con alcohol (el alcohol tiene muchas calorías); y también en los dulces navideños.
A la hora de enfrentarnos a una de estas comidas lo ideal sería seleccionar qué es lo que nos gusta más y centrarnos en ese plato, olvidándonos de los postres y los dulces. (Un polvorón tiene más de 100 calorías).

Pero no tenemos que renunciar a nada en concreto si después lo compensamos.
Lo que hay que hacer son comidas bajas en calorías los días sin fiestas, recurriendo a caldos vegetales y zumos de frutas, por ejemplo.

También en Navidad, solemos estar de vacaciones; dormimos más y hacemos menos deporte. Es conveniente hacer algo de ejercicio o pasear después de las comidas. Si salimos a la calle y andamos media hora lograremos, por lo menos, quemar los aperitivos. Esto nos ayudará a reducir calorías.

En esta galería te damos unos trucos para no engordar en Navidad, pero no los interpretes como una invitación al aburrimiento o a la abstinencia. El 7 de enero es la fecha fatídica en la que la mayor parte de la población española va a pesarse y pesa entre 2 y 4 kilos más. No son cálculos aproximados. Lo dice la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, que alerta además de que el período navideño ya no se limita solo a las fechas señaladas y comienza mucho antes; en cuanto las cadenas de alimentación colocan los productos navideños en sus estanterías.

Sigue nuestros consejos y salte de las estadísticas.