¿Dietas milagro? No, gracias

Peligrosas para tu salud, ha llegado el momento de identificar una dieta milagro y decir adiós a los despropósitos nutricionales.

La de Hollywood, la de los 150 g, la de la alcachofa, la de los colores… la mayoría de estas fórmulas adelgazantes suenan bien y prometen resultados sin apenas esfuerzo. Algo que engancha, ya que la idea de que podemos adelgazar rápido, sin esfuerzo, sin sufrir, sin pasar hambre... ¿Quién no ha buscado una fórmulas milagro en un momento determinado o ha intentado seguir el régimen de su prima porque le fue muy bien? Tampoco las prisas son buenas consejeras: ¿Has vuelto de vacaciones y quieres soltar lastre ya? ¿Las compañeras de trabajo te han hablado de unas pastillas quemagrasas que funcionan de maravilla y no tienes que abandonar ningún alimento? El problema, según explica, Marta Vallejo, especialista en nutrición y dietética de la Clínica Opción Médica, es que estos remedios milagrosos no funcionan a largo plazo y no te dejan claro un concepto: dieta significa estilo de vida y cualquier pérdida de peso tiene que ser saludable. “Conllevan una fuerte restricción de alimentos, lo que se traduce en que no estás ingiriendo todos los nutrientes necesarios para el funcionamiento del organismo, y si se prolongan el tiempo pueden afectar seriamente la salud”.  ¿Cuáles? La deficiencia de minerales y vitaminas produce alteraciones en el gusto. También pueden favorecer la osteoporosis o los trastornos en la coagulación sanguínea. Tampoco son deseable los efectos en el plano psicológico, pueden desencadenar trastornos en el comportamiento alimentario. Además todas, todas causan efecto rebote. Cuando sometemos al organismo a grandes restricciones, este se  convierte en ahorrador, guarda reservas y gasta menos. Lo que te hará que recuperes el peso más algún kilito más. 

Cómo desenmascararlas

Muchas veces se camuflan bajo campañas de marketing muy bien organizadas o cuentan con un portavoz científico que puede ser un reputado médico, pero que no están avaladas por estudios científicos. Otras veces utilizan una celebrity para fomentar el enganche. ¿Hay que creerse todo a pies juntillas? El consejo es claro: “Para elegir una dieta correcta tenemos que tener en cuenta muchos factores, el primero es que los milagros no existen, cambiar de hábitos es primordial, tampoco hay que volverse loco, la dieta mediterránea es la mejor herramienta para cuidar la alimentación y se la llevamos a cabo con un dietista-nutricionista titulado el acierto será seguro”, explica Luis Hidalgo, presidente del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Murcia (CODINMUR). Descubre en la galería otras claves para dar esquinazo a los planes aberrantes para perder peso.  

Continúa viendo nuestras galerías