1 de

El peligro de los tatuajes

¿Te imaginas que la composición de tu crema hidratante no estuviera regulada legalmente? Sorprendentemente, es lo que ocurre con la tinta para tatuarse.