La dieta del vientre plano

El abdomen acumula grasas, retiene líquidos y sucumbe a la flacidez. Esto potencia una curva que se puede convertir en recta con tonificación, tratamientos de cabina y dieta.

Prescindir del michelín es asunto urgente. Dentro de poco habrá que enfundarse en el bañador y hay que meterse en cintura, ¿no? “Para lograr una tripa plana, reduce las raciones e introduce cambios dietéticos, identifica hábitos perjudiciales (estrés, sedentarismo, falta de descanso), haz ejercicio y acude a algún protocolo médico estético que disuelva los adipocitos y la celulitis”, explica Leticia Carrera, directora técnica de los Centros Felicidad Carrera y especialista en bioquímica y nutrición.  

Con qué ocupar la nevera

Como norma gneral sigue el siguiente esquema: haz un desayuno que incluya proteína, fruta y cereal. Por ejemplo: tostada de pan integral + huevo cocido o jamón serrano + papaya. Como tentempié de media tarde y de media mañana: fruta. ¿En la comida y en la cena? De primero, un plato de verdura y de segundo: proteína elaborada con una cocción saludable (al vapor, asado o a la plancha) + fruta. “La opción descrita en las líneas anteriores, te permitirá notar efectos sobre la grasa, el peso y el volumen en apenas 15 días”. ¿Quieres afinar la puntería? “Si tu principal problema es el exceso de volumen, evita cualquier tipo de azúcar, las grasas saturadas y los alimentos y bebidas que producen gases o mala digestión”. ¿Tu abultamiento es una consecuencia del edema (hinchazón blanda)? “Incluye opciones drenantes (espárragos, alcachofas, piña, sandía) e ingiere 1 litro y medio de agua, a la vez que reduces el consumo de sal”. ¿Y si hay que ganar firmeza? Aumenta la ingesta de fruta, verdura y proteína de alta calidad (pechuga de pollo, pavo, pescado blanco...) y limita los lípidos saturados (carne grasa, mantequilla y nata).

Estrategias antiexpansión

Con el fin de que este plan sea efectivo, acompáñalo de unos ‘gestos’ concretos.  ¿Cuáles? Mastica bien la comida y come despacio y  mantén una respiración rítmica, ambos factores facilitan la digestión e incrementan la sensación de saciedad. También es básico cumplir con los horarios y la frecuencia  de las comidas. “Realiza una ingesta cada 3 o 4 horas (dando protagonismo a alimentos de origen vegetal y rechazando lácteos enteros, embutidos grasos, carnes rojas y productos ultraprocesados). ¿Vas muy lenta en la pérdida de centímetros?  “La micronutrición (vitaminas, minerales y oligoelementos) bien pautada, ayuda a perder la tripita”.
¿Quieres saber qué alimentos concretos te convienen y cuáles hay que desterrar? ¿Qué gestos y pautas nutricionales te convienen? Consulta esta galería y descúbrelo.

Continúa viendo nuestras galerías