12 razones para comer tomate

Aparte de estar en su mejor momento, en verano aumentan 
las posibilidades de encontrar 
un buen tomate. Es un jugoso ‘bocado’ que te cuida.

¿Por qué han perdido 
su sabor?

Intervienen varios factores. La mejora en la producción, los procesos químicos a los que se les somete para aumentar su resistencia y hacerlos atractivos a la vista (color y tamaño) y una recolección acelerada han propiciado que pierdan cualidades gustativas.  De hecho, un estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), tras un análisis de 398 variedades, ha puesto de manifiesto que las más modernas contienen menos compuestos relacionados con el sabor.

¿Cocinado o crudo?

“El proceso térmico favorece la rotura de las paredes celulares del tomate y, por tanto, la liberación del licopeno y de otras moléculas”, explica la experta. ¿Prefieres la versión no procesada? “Aderézalo con unas gotas de aceite de oliva virgen extra, elevas su aporte nutricional”. Recuerda que cuando lo tomes en crudo, su piel tiene que estar lavada. Si su piel es dura, puedes pelarlo y si no lo vas a consumir continuación, mantengo tapado con film de cocina para evitar la oxidación que causa alteraciones en el sabor y el aroma.

Te damos 12 razones para incluir el tomate en tus recetas de verano. ¡No te las pierdas!

Continúa viendo nuestras galerías