Vídeo de la semana

¿Cómo reaccionas ante los problemas?

Descubre cómo reaccionas tú ante los diferentes problemas que se te plantean. ¡Haz este test!

A todos nos molestan los problemas, pero cada uno elige cómo responder ante ellos y, con ello, su calidad de vida. Con este test te damos una pista de cómo se te puede ver desde fuera... Eso sí, ni queremos deprimirte, ni somos tu terapeuta así que... ¡Tómatelo como un juego!

0 / 0
Si estás muy cansada y aburrida de algo...

1/9 Si estás muy cansada y aburrida de algo...

Te encuentras entre gente que se muestra un tanto hostil...

2/9 Te encuentras entre gente que se muestra un tanto hostil...

Te hacen la pelota descaradamente...

3/9 Te hacen la pelota descaradamente...

En el trabajo, un proyecto se cae de repente...

4/9 En el trabajo, un proyecto se cae de repente...

Tu pareja está molesta por algo, ¿cómo reaccionas?

5/9 Tu pareja está molesta por algo, ¿cómo reaccionas?

 Y en una discusión -de pareja-, ¿qué repites más?

6/9 Y en una discusión -de pareja-, ¿qué repites más?

Una amiga te cuenta un problema ridículo...

7/9 Una amiga te cuenta un problema ridículo...

Ante la impotencia de ver cómo tu jefa no entra en razón...

8/9 Ante la impotencia de ver cómo tu jefa no entra en razón...

Un amigo no te habla y crees saber por qué...

9/9 Un amigo no te habla y crees saber por qué...

A la defensiva

A la defensiva

No sabes lidiar con los problemas, te irritan, sacan lo peor de ti, y además te cuesta aceptar con honestidad las críticas y tu parte de culpa en las situaciones.

 

Un consejo: no estás en guerra, baja el escudo y ¡relájate! 

 

Con sabiduría

Con sabiduría

Sabes tomarte las cosas con calma; no es que no te afecten los problemas, pero sabes pensar con lógica y no dejarte llevar por sentimientos negativos. Sigue así, das ejemplo.

Con drama

Con drama

Odias los conflictos, te impiden salir a flote en ese hoyo que tú misma te has cavado. Sólo tienes dos maneras de reaccionar: con victimismo y culpándote a ti misma, o bien cerrando los ojos, huyendo del problema. No tengas tanto miedo, y ¡sé más positiva!