¿Cómo te llevas con tu familia política?

Llevarte bien con la familia de tu pareja es fundamental para que sobreviva tu relación. ¿Prefieres mantenerte al margen o te sientes una más? Descubre cómo es tu relación familiar.

0 / 0

1/10 Invitas a tu suegra a comer a tu casa. Te propone enseñarte a cocinar el plato preferido de tu pareja, ¿qué le contestas?

2/10 Tus cuñadas quieren sorprenderte y te regalan un colgante horroroso.

3/10 Pasar las vacaciones con ellos es algo que...

4/10 Vais a cambiar de vivienda y tus suegros te comentan que en su barrio hay una casa.

5/10 ¿Dirías que eres capaz de recordar la fecha de cumpleaños de cada uno de ellos?

6/10 Según tu pareja, ¿en qué deberías parecerte a su madre?

7/10 ¿Alguna vez has tenido que decir a tu pareja: ‘o ellos o yo’?

8/10 Tus suegros te llaman de improviso porque están a cinco minutos de tu casa, ¿qué les dices?

9/10 Tu familia política está pasando por un mal momento económico y os piden ayuda, ¿qué les dirías?

10/10 Cuando le dicen a tu pareja ‘no nos llamas y vienes poco a vernos?, ¿cómo reaccionas?

¡Enhorabuena! Los consideras como tu propia familia

¿Cómo te llevas con tu familia política?

Te sientes tan a gusto cuando estás con la familia de tu pareja que los consideras como tu propia familia. Eres muy flexible, adaptable y has logrado una gran armonía en el seno familiar, lo que repercute muy positivamente en tu relación de pareja. 

Intenta poner algo más de tu parte

¿Cómo te llevas con tu familia política?

Aunque sin duda hay situaciones que te superan, quizás tendrías que tomártelo con más humor e intentar poner algo más de tu parte para mejorar tus relaciones familiares. Interésate un poco más por sus cosas y preocupaciones, y seguro que ellos te los agradecerán.

No aguantas a tu familia política

¿Cómo te llevas con tu familia política?

Está claro que necesitas una gran dosis de paciencia para sobrevivir a los encuentros con la familia. Lo mejor es que vayas alcanzando acuerdos poco a poco con ellos para que no interfieran en vuestra vida privada. Intenta buscar soluciones que os gusten a los dos, porque no debes olvidar que al fin y al cabo son sus padres.