Cómo espesar una salsa

Seguro que te ha pasado alguna vez: haces una salsa deliciosa, pero te queda más líquida de lo que debería o te gustaría. No sufras, hay diversos trucos para espesar una salsa.

También te puede interesar:

Triturar alimentos

Una forma eficaz de espesar la salsa de un guiso de carne o de pescado es añadir a la salsa un puñadito de frutos secos picados y mezclar. También puede hacerse triturando un trozo de pan o decantándonos por el pan rallado (esto es perfecto para espesar una crema de setas, por ejemplo).

Agregar algunos alimentos

Quizá una de las formas más populares de espesar una salsa es agregar un poco de harina (previamente mezclada con agua fría para que no haga grumos) y volver a poner la salsa en el fuego para que la harina no se quede cruda. También se puede utilizar harina de maíz.

Otra forma efectiva de espesar salsas es añadir patata cocida triturada. Este truco funciona muy bien con cremas de verduras.

Salsas para postres

Para espesar una salsa de postre es buena idea recurrir a la gelatina elaborada con agar-agar o, incluso, triturar una o varias galletas.

Un guiso de legumbres

Si, por ejemplo, las lentejas te han quedado demasiado líquidas, basta con coger un puñado de lentejas cocidas, triturarlas y añadirlas. Estarán más espesas. En este caso la patata también da buenos resultados.

Cristina

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte curioso, interesante y emocionante sobre el mundo de la gastronomía y la nutrición. Bon Appétit!

Continúa leyendo