Una tisana para cada problema

Te mostramos unos trucos caseros con infusiones, que te ayudarán a mejorar tu salud.

Te mostramos unos trucos caseros con infusiones, que te ayudarán a mejorar tu salud.

 

Ardor de estómago

Si al terminar una comida copiosa notas ardor de estómago, come un trozo de requesón. Actuará como neutralizante de la acidez al absorber los jugos desagradables como si de una esponja se tratase.

 

También puedes poner a hervir un par de hojas de laurel en una taza de agua durante diez minutos, y tomar esta infusión cuatro veces al día. Esta tisana favorece la digestión y previene la acidez.

 

Afonía

Las temperaturas cambiantes y el frío son los peores enemigos de tu garganta; a los primeros síntomas de afonía tómate este preparado: hierve medio litro de agua y añade medio vasito de semillas de anís, un buen chorro de miel y deja hervir dos minutos; después, agrega una cucharadita del licor que más te guste; tómate una cucharada del preparado cada media hora hasta que la afonía haya desaparecido por completo.

 

Dolor de oídos

Para aliviarlo, pon a hervir flores de manzanilla y prepara con ellas una pasta, que deberás aplicar sobre la zona dolorida; la mejoría es casi inmediata.

Diarrea

Un buen remedio para la diarrea es preparar una infusión con un poquito de hinojo, eneldo y anís en un litro de agua y tomarla tres veces al día después de las comidas.

 

También es muy efectiva la infusión se semillas de escaramujo, que deberás tomar también tres veces al día, después de haberla dejado reposar 10 minutos

 

Vómitos

Las infusiones de menta son muy eficaces para quitar las náuseas y los vómitos y también para reducir los gases. Pon a hervir una cucharada de hojas de menta secas por cada medio litro de agua. Deja reposar la infusión tapada y tómatela a lo largo de todo el día.

 

Heridas infectadas

Si se te ha infectado una herida, cúrala y toma tres veces al día una infusión hecha con siete hojas de nogal hervidas en medio litro de agua; cuela la tisana una vez esté hecha y seguidamente endúlzala con azúcar o miel. Después de beberla, notarás un gran alivio en la piel.

Reuma

En caso de ciática, artrosis, etc., realiza fricciones con el líquido resultante de macerar 200 gramos de flores secas de manzanilla en un litro de aceite, durante dos horas. Guarda la mezcla en un recipiente oscuro y cerrado y aplícalo cuando sientas dolor.

 

Varices

Contra las varices, machaca 12 ajos y mézclalos con el zumo de un limón grande y dos cucharadas soperas de aceite de oliva; deja reposar la mezcla durante 8 horas y aplícatela luego en las zonas donde las tengas.

Otro truco muy eficaz es preparar una infusión con árnica: sólo tendrás que dejarla enfriar y aplicártela sobre las piernas, dejándotela bastante tiempo para que haga efecto.

Si quieres evitar su aparición, olvídate de los baños con agua muy caliente y acostúmbrate a utilizar agua templada o fría; así estimularás la circulación sanguínea y tonificarás la piel. En la ducha, date masajes en las piernas con agua fresca, en sentido ascendente.

 

Jaqueca

Si sufres con frecuencia dolores de cabeza, te ayudará tomarte por las mañanas una infusión de tomillo silvestre a la que podrás añadir un poco de miel para endulzarla. Si este trastorno es ocasional, toma un café, cortito y sin azúcar, con el zumo de medio limón.

 

Dolor muscular

Para aliviar los dolores musculares, pon a hervir en agua algunas hojas de col y de repollo con dos cucharaditas de bicarbonato y aplícate esta mezcla sobre la parte dolorida, lo más caliente que puedas.

CONTINÚA LEYENDO