Alimentos que deberías comprar congelados y no frescos

Te damos una lista de productos que tienes que evitar comprar frescos.

Por mucho que a la gente le guste la comida fresca, algunos alimentos son igualmente buenos congelados instantáneamente
Los alimentos congelados no solo son convenientes, sino que también permiten el acceso a productos fuera de temporada y ayudan al desperdicio. 

Aquí hay diez alimentos que deberías comprar congelados.

En primer lugar, tenemos el puré de Açai. Una fruta procedente de los bosques de Sudamérica cercanos al Amazonas. Esta baya, conocida también como asaí, es rica en antioxidantes que ayudan a la absorción de nutrientes. Además, se utiliza para prevenir el envejecimiento. Esta baya se cría en una palmera que puede llegar hasta los 20 metros de altura y su forma es redonda de color violeta y pequeño tamaño. Se puede consumir solo su pulpa que corresponde al 10%, ya que el otro 90 % corresponde a su semilla de gran tamaño. Es un alimento perecedero, por lo que se recomienda su transporte y conservación en cámara congeladoras. No es habitual encontrarla en supermercados de España, pero es una fruta deliciosa y muy completa. 

Por otro lado, tenemos los corazones de alcachofa. La alcachofa es una flor comestible de la planta alcachofera de que la consumimos su corazón (el interior del bulbo). Esta es su parte más deliciosa y tierna. Este alimento es ideal para consumir en cualquier elaboración, por lo que es recomendable conservarla en el congelador para utilizarla en cualquier momento. 

Los arándanos y las frambuesas son frutos rojos que se conservan muy bien en el congelador. Son ideales para utilizarlas en smoothies, postres o helado casero. Además, se puede añadir en bebidas y cócteles.  

El brócoli es recomendable comprarlo congelado, ya que se podrá aprovechar durante más tiempo y permite cocinarlo en cualquier momento en pocos minutos. En los supermercados, existen cócteles de verduras congeladas que son ideales para preparar platos fáciles, rápidos y sanos. 

En el caso de la calabaza butternut, es muy recomendable conservarla en el congelador para utilizarla en purés. Este tipo de calabaza solo crece en invierno, por lo que el congelador es la mejor forma de conservarla para el resto de temporadas. Si prefieres consumirla fresca, pero no la quieres entera. Se puede partir en pequeños trozos y guardarlos en el congelador. 

El edamame es el nombre, por el que se conoce las vainas de la soja cruda. Es un alimento que solemos encontrar congelado y que es perfecto como acompañante o como snack. Para prepararlo, solo necesitamos dorarlos un poco en la sartén con sal, pimienta y tus especias favoritas. Está deliciosa y es muy saludable, por lo que es recomendable si quieres bajar peso.   

Las habas son un tipo de legumbre que se pueden consumir crudas y verdes. Son un alimento de fácil digestión. El mango es una fruta tropical que se cultiva desde finales de octubre a diciembre, por lo que podemos conservarla durante el resto del tiempo en el congelador. Es una fruta ideal para consumirla como snack, en batidos, smoothies o para nuestros postres.  

Por último, tenemos el pulpo. El pulpo es recomendable comprarlo congelado o sino congelarlo en casa durante 48 horas para que se rompan las fibras musculares. De esta manera, se podrá cocer mucho más rápido. 

Continúa leyendo