Beneficios increíbles que aporta el coco a nuestra salud

Si eres fan de esta fruta tropical, el verano es el mejor momento para consumirla. Esta deliciosa y es una fuente excelente de propiedades nutricionales.

Durante más de 4500 años los cocos han sido populares en las regiones tropicales debido a sus fantásticos beneficios para la salud. El coco es una fruta tropical con numerosos nutrientes.

Actualmente, se puede encontrar en cualquier tienda o supermercado en sus múltiples versiones como es la leche de coco, aceite de coco, agua de coco o coco al natural. Existen dos formas de comerlo. En primer lugar, bebiendo su agua del interior o comiendo su pulpa. De esta última, se obtiene la manteca, la leche, la harina y el aceite.

En cuanto a los valores nutricionales, 100 gramos de pulpa aportan unas 300 calorías. Esta fruta es una de las más calóricas que existen, pero aporta numerosos beneficios. El coco ayuda a regular la presión sanguínea y tiene propiedades antioxidantes. Asimismo, es una fuente de fibras y minerales como el potasio, hierro, fósforo y vitaminas como la E,C y B. 
Por ello, te contamos siete cosas increíbles que los cocos nos ofrecen. 

El aceite de coco contiene grasas saturadas que ayudan a aumentar los niveles de colesterol bueno en el cuerpo.  
Los cocos contienen un ácido graso de cadena media que no solo estimula el metabolismo, sino que también ayuda a perder peso y a la circulación intestinal. El agua dentro de los cocos jóvenes es la mejor fuente de electrolitos que existe, lo cual te ayuda a estar hidratado. Puedes prepararte deliciosos batidos de coco naturales o tomarlo como alternativa al refresco.

El aceite de coco ayuda a mantener la piel sana y joven porque contiene antioxidantes que protegen de la radiación dañina del sol. Recuerda no utilizarlo directamente, sino que es mejor incluir en tu rutina diaria productos testados que incluyan esta fruta. Los cocos contienen ácido láurico, que se convierte en monolaurina cuando se digiere. Esta sustancia combate los virus y ayuda a controlar las infecciones. Por ello, nos ayuda a reforzar el sistema inmunitario y previene de enfermedades. 

Comer coco a diario ayuda a tu cuerpo a absorber el manganeso y el calcio, lo que a su vez favorece el desarrollo de unos huesos y dientes sanos. El calcio es un elemento vital, ya que la mayor parte de él es asimilado por nuestro cuerpo hasta los 25 años. 

El coco tiene propiedades antimicóticas y antibacterianas que pueden ayudar a proteger el cuero cabelludo de irritantes como piojos, caspa y picazón. Asimismo, es hidratante y nutritivo, por lo que da suavidad y brillo a nuestro cabello. Un truco es usarlo para el encrespamiento. 

Continúa leyendo