Cómo disfrutar de la comida picante

No concibas el picante como algo doloroso y lo descartes directamente de tu dieta. Este tipo de comidas propician la liberación de endorfinas, responsables de la sensación de felicidad.

El picante, presente en alimentos o especias como pimientos, tabasco, chiles o guindillas, tiene muchas ventajas para la salud, como la quema de grasa. Además, forma parte de numerosas culturas gastronómicas alrededor del mundo, deleitando a millones de comensales. 

Es cierto que en España, por lo general, no solemos condimentar nuestras comidas con mucho pique. Aunque todos conocemos y hemos probado algunos pimientos picantes típicos de nuestra gastronomía como los pimientos de padrón, las piparras, las cayenas, etc.

A veces nos gustaría comer más platos picantes, pero la poca tolerancia a su sabor puede hacérnoslo pasar un poco mal. Para evitar y poder disfrutar de este sabor, prueba con estos tres consejos que aumentarán tu tolerancia:

  1. Desarrolla tu tolerancia, exponiéndote poco a poco a las comidas picantes. Tus receptores del dolor cambian y te será más fácil asimilar la capsaicina (componente activo de los chiles).
  2. Utiliza las bebidas calmantes adecuadas: bebe leche o agua de coco para aliviar la sensación de dolor que puedes sentir por la especia.
  3. Reduce la velocidad con la que comes. Al reducir la velocidad con la que comes, la cantidad de capsaicina es más tolerable y disfrutarás más de la comida picante.

Aunque la capsaicina le diga a nuestro cerebro que la boca arde, de forma simultánea el picor alimenta el deseo de estimulación cerebral, ya que provoca que liberemos endorfinas. Dicho de otra manera, el placer y el dolor se mezclan cuando consumimos picante, confundiendo a nuestro cerebro y provocando que nos acabe gustando la experiencia. Por esta razón el picante es tan adictivo. 

Beneficios y desventajas del consumo de picante

En su justa medida, el picante puede aportarnos grandes beneficios que son dignos de tener en cuenta, como hemos adelantado anteriormente. Algunos de ellos son:

  • Es un potente quemagrasas. La capsaicina ayuda a que se acelere el metabolismo y contribuye a que se quemen calorías con más rapidez. Además, proporciona una gran sensación de saciedad.
  • La capsaicina también ayuda a reducir la presión arterial y la disminución de coágulos de sangre. También combate la inflamación y mejora los niveles de colesterol malo.
  • Es una gran fuente de antioxidantes, con grandes cantidades de vitaminas, sobre todo C y A. 
  • Ayuda a que las digestiones se hagan menos pesadas y elimina algunas bacterias dañinas. 
  • Es un buen "antibiótico" y contribuye a la mejora de los procesos de catarro, gástricos y es un potente anticongestivo.

¡Ojo! Debes tener en cuenta que:

  • Puede provocar acidez o irritación de estómago cuando se consumen en exceso.
  • Puede generar gases o indigestiones.
  • Cuando se consume de noche puede provocarnos insomnio porque eleva la temperatura del cuerpo y dificulta la relajación.

Continúa leyendo