Estos alimentos 'no saludables' no son tan malos como piensas

Es muy común señalar estos productos como opciones malas en cualquier dieta saludable, ya que sus propiedades beneficiosas son muy desconocidas.

1 Aceites de cocina. El aceite está lleno de grasa, pero no toda la grasa es mala. El aceite de oliva, el aceite de linaza y el aceite de aguacate pueden ser buenos para el corazón. 

El aceite de oliva virgen extra (AOVE) es un excelente producto, ya que previene enfermedades y ayuda a reducir el riesgo a padecerlas. Se ha demostrado que contiene propiedades antibacterianas, especialmente contra la bacteria ‘Heliobacter pylori’ que causa cáncer de estómago y úlceras. Además, refuerza la salud del aparato digestivo, puesto que actúa como protector contra los ácidos. Otra propiedad desconocida es que el AOVE facilita la absorción del magnesio y el calcio. Si padeces dolores en las articulaciones o hinchazón por artitritis, este aceite puede ser un gran aliado para aliviar molestias y también para cuidar nuestra piel. 

Cada uno de ellos tiene un alto contenido de ácidos grasos monoinsaturados saludables para el corazón, un bajo contenido de grasas poliinsaturadas y, por lo general, está disponible en variedades prensadas en frío que no reducen los compuestos beneficiosos mediante la extracción con calor”. John Fawkes, entrenador personal certificado por NSCA, a través de The Unwinder. 

2 Carne roja. La carne roja es generalmente una buena fuente de proteínas, hierro y vitamina B12

La carne roja es un producto muy controvertido, especialmente en los últimos años debido a las altas emisiones que produce. Sin embargo, puede ser muy beneficiosa para nuestra salud, si se toma en cantidades moderadas y con un buen proceso de cocinado. Para ello, se deben evitar los rebozados y los fritos para no sumar grasas adicionales a nuestros platos. 

“La carne roja a menudo se ha asociado con riesgo de enfermedad de las arterias coronarias, pero un estudio en 2012 indicó que el riesgo varía según el procesamiento, y muchas de esas diferencias se basan en la cantidad de sodio en la carne procesada”. Dr. Alex Schwartz, científico en nutrición, a través de “Women’ s Health”.

3 Pizza. Prueba una pizza de base fina cubierta con verduras queso bajo en grasa y muchos tomates frescos.  

Los tomates proporcionan vitaminas A y C, así como potasio, fósforo, ácido fóbico, beta caroteno y una serie de otros nutrientes beneficiosos”. Donna Rose, dietista registrada, a través de Delish. 

4 Alitas de pollo. Las alitas de pollo tienen un alto contenido de proteínas y un bajo contenido de grasas siempre que evites el rebozado graso y los condimentos azucarados. Prueba con un adobo seco o marinado y colócalos en la freidora para obtener una delicia crujiente y saludable. 

Continúa leyendo