Estos hábitos dietéticos te ayudarán a aprovechar al máximo tus entrenamientos

Si entrenas mucho en el gimnasio y no consigues tus objetivos, puede ser que no estés siguiendo unos buenos hábitos. Te damos ideas para cambiarlos.

Si has estado yendo mucho al gimnasio, pero no ves ningún resultado, es probable que tu dieta necesite algo de trabajo
Según Albert Matheny, cofundador de SoHo Strenght Lab, la comida actúa como combustible para tu cuerpo. Esto significa que cuando comes alimentos incorrectos, es aún más difícil alcanzar tus objetivos fitness. 

Te presentamos siete hábitos dietéticos que te ayudarán a aprovechar al máximo tus entrenamientos: 

  • Planea tus comidas y snacks 
    Elaborar un planning de tus comidas te permitirá no solo controlar lo que comes, sino que también podrás ahorrar dinero. Realiza un menú semanal con las comidas para asegurarte de llevar una dieta variada y equilibrada. En otro papel, debes apuntar lo que necesitas compras y así poder comprar solo lo que necesitas.
  • Asegúrate de estar comiendo suficiente comida 
    Querer bajar de peso o mantenerse no significa pasar hambre. Todas las personas necesitamos un aporte de calorías diarias mínimas, incluso en repaso. Calcula cuántas necesitas tú acorde a tus hábitos, rutinas y necesidades. Intenta comer suficiente para no producir desequilibrios en el cuerpo o caer enfermos. Recuerda que una dieta debe tener siempre el propósito de mejorar nuestra relación con la comida y mantenernos sanos y fuertes. 
  • Acuérdate de comer alimentos antiinflamatorios 
    Un alimento antiinflamatorio es un alimento que disminuye o previene la inflamación de los tejidos. Los vegetales de hojas verdes, los frutos secos y los cereales integrales son buenas opciones que podemos usar como antiinflamatorios. 
  • Come alimentos fácilmente digeribles antes de tu entrenamiento 
    Cuando vayas a entrenar debes haber consumido alimentos de fácil digestión para no sentirte pesado. Prueba con frutas como el plátano, la avena, habas frescas o arroz integral para ir lleno de energía al gimnasio. 
  • Come proteínas y carbohidratos después de hacer ejercicio 
    El consumo de proteínas después de un entrenamiento de fuerza permite soportar la síntesis de la proteína de los músculos. No es necesario tomar suplementos de proteína para conseguir llegar a estos requerimientos. Una buena dieta debería de suplir nuestras necesidades, ya que existen múltiples alimentos que nos aportan la proteína necesaria. 
  • Come adecuadamente para poder dormir bien y recuperarte más rápido 
    El descanso es vital para poder rendir mejor y no solo para el ejercicio físico, sino que también el mental. Asegúrate de dormir mínimo 7 u 8 horas diarias con un sueño de calidad para poder estar descansado, especialmente si entrenas para recuperarte. Si te cuesta conciliar el sueño, cena alimentos ligeros y deja tus dispositivos electrónicos alejados 1 horas antes de irte a dormir. Además, puedes consumir alguna infusión relajante, ya que no te aportará calorías extras. 
  • Hidrátate antes, durante y después del entrenamiento  
    La hidratación es básica, especialmente en los meses calurosos del verano. Recuerda beber 2 litros diarios de agua. No tiene por qué ser necesariamente agua, puesto que pueden ser también zumos, smoothies o bebidas líquidas. El agua nos permite realizar nuestras funciones vitales adecuadamente y nos ayuda a rendir mejor. 

Continúa leyendo