Alimentos que nunca deberían estar en tu lista de la compra

Doce alimentos que deberías evitar para llevar una dieta sana y equilibrada.

Ir al supermercado puede ser una experiencia abrumadora con tantas y tantas estanterías llenas de alimentos y productos alimenticios. Incluso puede llegar a provocar ansiedad cuando intentas tomar decisiones más saludables, pero no estás seguro de lo que es bueno o malo para ti.

Presentamos doce de los peores alimentos que debes evitar comprar, cortesía de Eat this, Not that!

En primer lugar, tenemos a las patatas fritas. Esta es una de las peores opciones, si queremos un snack. Las patatas fritas tienen un alto contenido de grasas trans y son muy calóricas.

El helado tampoco debería incluirse porque suele contener muchos azúcares y su calidad es muy dudosa. Si nos apetece un postre frío, se pueden preparar polos de fruta caseros en casa. ¡Están deliciosos!

En el caso de los productos congelados, nos solemos encontrar con el mismo problema en casi todos los platos. Estas comidas suelen ser ultraprocesadas y su valor nutricional suele ser muy bajo. Las cenas congeladas y la pizza congelada suelen estar hechas con ingredientes que no nos aportan nada nutricionalmente. Si queremos consumir congelados, estos sí son saludables.

En caso de no tener tiempo para cocinar, la mejor opción es el batch cooking. Esta técnica se basa en los 'tuppers' de toda la vida, en hacer mucha comida un día, y es una forma sencilla de comer saludable. Su principal ventaja es que optimizas los recursos y las cocciones al máximo.

La carne procesada también debe ser revisada. Muchos fiambres y embutidos suelen tener un porcentaje ínfimo de carne y el resto de sus componentes suelen ser aditivos. Si quieres comprar un buen fiambre, fíjate que no lleve fécula en su composición y su porcentaje de carne sea mayor del 80 %. El primer ingrediente siempre tiene que ser la carne.

Para los postres, evita los yogures de sabores. Si te apetece un lácteo, el queso fresco batido y el kéfir son mejores opciones. En el caso de optar igualmente por yogurt, recuerda comprar uno que sea natural sin azúcar. 

Para el desayuno, los cereales azucarados y las galletas no son nada recomendables. La razón es que estos productos suelen ser ultraprocesados realizados con ingredientes de baja calidad. Los mejores cereales son aquellos que no tengan azúcares refinados y tengan harina 100 % integral, por ejemplo, los copos de avena. Los untables con azúcar deben ser evitados. La crema de cacahuetes puede ser una excelente opción (siempre que no tenga más ingredientes que el cacahuete).

En cuanto a las meriendas, los snacks más saludables son los frutos secos (siempre sin sal y no fritos). Mejor evitar los sándwiches envasados y los horneados industriales. 

Continúa leyendo