10 maneras de reducir el riesgo de diabetes

Realizar los cambios adecuados en tu estilo de vida puede reducir o controlar significativamente el riesgo de desarrollar algún tipo de diabetes.

Según la OMS, la diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce suficiente insulina, la hormona que regula el azúcar en sangre, o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. El número de personas con diabetes aumentó casi un 300% entre 1980 y 2014, unos datos bastante llamativos y preocupantes.

Es muy importante que la diabetes sea una prioridad para todo el mundo, sobre todo si tienes riesgo de padecerla, ya sea por antecedentes en tu familia o por un prediagnóstico médico. Los casos en los que no hay control de la enfermedad pueden llegar a padecer ceguera, disfunción renal y enfermedades cardíacas, entre otras afecciones graves.

La prevención es tan fácil como empezar a tener hábitos de vida más saludables… ¡Nunca es demasiado tarde! Así que a continuación te damos 10 consejos para reducir tu riesgo de padecer esta enfermedad:

  1. Elimina los ultraprocesados de tu dieta. Comer alimentos azucarados y carbohidratos refinados puede provocar que los altos niveles de azúcar en sangre y de insulina se acaben convirtiendo en la temible diabetes.
  2. Hacer ejercicio regularmente puede ayudarnos a bajar el azúcar en sangre, perder peso y aumentar la sensibilidad a la insulina, lo que ayuda a mantener el azúcar en sangre dentro de un rango normal.
  3. Evita las bebidas azucaradas. Es otra de las maneras de controlar el azúcar en sangre y los niveles de insulina.
  4. Mantén un peso corporal saludable. Si tienes sobrepeso, la prevención de la diabetes podría depender de la pérdida de peso, además, te podrías sorprender de cuánto mejoraría tu salud en general.
  5. Deja de fumar. Fumar puede contribuir a la resistencia a la insulina.
  6. Bebe mucha agua, conviértela en tu bebida principal. Evitarás añadir calorías de más y azúcares innecesarios.
  7. Evita las grandes cantidades de comida para reducir esos niveles de azúcar. Además, te recomendamos seguir una dieta baja en carbohidratos para ayudar a mantener la insulina bajo control.
  8. Evita el sedentarismo. Cambiar el comportamiento sedentario puede ser tan simple como levantarte del escritorio cada hora y caminar durante unos minutos. Define objetivos realistas y alcanzables, como intentar ir andado a los sitios o subir las escaleras en vez de coger el ascensor, etc.
  9. Consume alimentos ricos en vitamina D. La vitamina D es muy importante para el control de azúcar en sangre. Además, te recomendamos consumir una dieta rica en fibra, ya que es muy beneficiosa para la salud intestinal y el control del peso.
  10. Consulta a un endocrino. Los expertos son siempre la mejor solución, te podrán ayudar en el camino e irán analizando todo el proceso y el progreso para prevenir este tipo de enfermedades.

 

También te puede interesar:

Continúa leyendo