Revista Mía
5e7877f65cafe8bd22498016

Trucos para preparar en casa boquerones en vinagre

Los boquerones en vinagre son un auténtico manjar si están bien elaborados. Para obtener un buen resultado es necesario conocer los pasos específicos y dejarse llevar por olor que desprenden. En este artículo te contamos los trucos necesarios para que hagas en casa unos buenos boquerones en vinagre.

¿Te gustaría preparar unos buenos boquerones en vinagre en tu casa? Si es así, este artículo es perfecto para ti, pues aquí te vamos a contar unos excelentes trucos para que lo hagas de manera muy sencilla. 
En cuanto las calorías de los boquerones en vinagre (algo que nunca está de más saber), estas son 210 por cada 100 gramos. A pesar de su poca dificultad, ten en cuenta que, por varios procedimientos que vamos a ver ahora, deberás de hacerlos con algo de antelación.

¿Qué se necesita para preparar unos boquerones en vinagre?

A continuación, veremos qué ingredientes hacen falta para preparar unos riquísimos boquerones en vinagre, con las cantidades para una ración, digamos, estándar. Cómo verás, son muy fáciles de encontrar:
  • 300 mililitros de vinagre de vino blanco
  • 4 dientes de ajo
  • 650 gramos de boquerones
  • Sal gorda (una cucharada grande)
  • Un puñado de perejil fresco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 100 mililitros de agua
A la hora de comprar los boquerones, lo mejor es que le pidas al pescadero que, si es posible, te los venda pelados y limpios. Esto no siempre es posible, pero te facilitará mucho la tarea a la hora de cocinarlos. Lo hagas tú o el pescadero, es imprescindible que los boquerones estén limpios, pues los lomos tienen que estar sin espinas.
El toque final se lo da la vinagreta hecha a base de perejil y ajo, y con la que se consigue que su sabor sea como el del pescado marinado.
Al contrario de lo que a veces se piensa, el secreto para que los boquerones queden blancos no es el bicarbonato, sino  limpiarlos a conciencia con agua fría. Es muy fácil hacerlo: basta que los pongas bajo un fino chorrito de agua fría del grifo mientras que los vas removiendo y limpiando.
Cuando ya estén limpios, mete los boquerones en un bol con hielo y agua fría y déjalos así en la nevera durante unas 3 horas. Con esto se acabarán de desangrar y blanquear.
Una vez que has conseguido ese color totalmente blanco en los boquerones, hay que sumergirlos en vinagre. Este es uno de los principales secretos para hacer que los boquerones queden bien: la fusión que se logra cuando se cocina con los ácidos del vinagre.
Cuando hayas sacado los boquerones de la nevera, escúrrelos bien y cúbrelos de vinagre (puede ser vinagre puro o también puedes rebajarlo con agua). Una vez hecho esto, deja que se marinen durante unos 45 minutos. Cuando pasen, ya puedes escurrirlos y volverlos a cubrir, esta vez con aceite. Después de cubrirlos tienes que tenerlos en el congelador durante unas 48 horas. Con este paso (que es imprescindible) lograrás evitar el anisakis.
Con esto, los boquerones ya estarán listos. Ahora solo queda hacer la vinagreta con perejil, ajo picado muy fino, un chorrito de aceite y dos cucharadas de vinagre.
Esperamos que estos consejos para preparar estos boquerones te hayan sido útiles. Son muy fáciles de hacer, riquísimos y comerlos tiene muchos beneficios para la salud. Además, las calorías de los boquerones en vinagre no son muchas, por lo que son la tapa perfecta para cualquier dieta.
tracking