Revista Mía

Como hacer un capuccino perfecto en casa, incluso sin máquina

Si sigues estos pasos podrás preparar un café espumoso y delicioso en menos de cinco minutos. ¡No te lo pierdas!

Autor: Mia Revista
¿Cuántas veces has deseado poder prepararte un delicioso cappucino en casa? Conseguir un buen café con leche y mucha espuma, como los que preparan en las mejores cafeterías y bares de Italia, bien caliente y suave… ¿suena bien, verdad? Lejos de lo que puedas pensar, lo cierto es que elaborar este típico café italiano espumoso de una forma casera es muy fácil, y para ello no hace falta ni que tengas máquina de café: basta con tener a mano un frasco de cristal para conseguir la espuma y utilizar el microondas de forma estratégica para calentar la leche.
Te descubrimos los sencillos trucos y los pasos que debes seguir para aprender a preparar un capuccino de 10 en casa, y en menos de 5 minutos. ¡Toma nota!
Ingredientes que necesitas:
  • 50 ml de leche fría (puede ser entera, semidesnatada…)
  • 1 taza de café solo (de cafetera o instantáneo)
  • Cacao en polvo o canela molida para decorar
  • Azúcar o edulcorante (opcional)
  • Un frasco de cristal con tapa de unos 400 ml de capacidad

Cómo preparar un capuccino perfecto

Para empezar pon la leche fría de la nevera en el tarro de cristal. Ciérralo y ágitalo con fuerza durante más o menos unos 30 segundos. Después, ábrelo y mételo sin la tapa en el microondas, durante unos 30 - 35 segundos. Esto hará que la leche se caliente y que se forme espuma en el fondo del tarro.
Mientras tanto prepara una taza pequeña de café solo. Puedes hacerlo con una cápsula y una máquina, pero también te servirá café de una cafetera italiana, o incluso uno instantáneo o de sobre.
Saca el frasco con la leche del microondas y viértela en una taza limpia muy lentamente, girando el frasco sobre la taza para que la espuma se quede en el frasco y sólo caiga la leche en la taza. Vierte el café sólo encima de la leche, y después, la espuma sobrante por encima del café. ¡Y listo!
Puedes decorar el capuccino con un pequeño espolvoreo de cacao en polvo o de canela molida y azúcar (o el edolcorante que prefieras)... ¡y a disfrutar de él! Eso sí, tienes que tener en cuenta que la espuma aguantará intacta sobre el café caliente solo durante un par de minutos antes de derretirse, así que no dejes que la taza se te enfríe y bébetelo rápido, sin remover con la cuchara.  ¡Te encantará su sabor y textura!
tracking