Revista Mía
617039d95bafe8f6af7a599c

Trucos para ahorrar dinero si sigues una dieta sin gluten

Algunos alimentos sin gluten pueden ser costosos. ¿Cómo ahorrar un poco de dinero en una dieta sin gluten? ¡Toma nota!

Autor: Mia
Si recientemente te han diagnosticado una enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten, deberás eliminar de tu dieta el gluten, una proteína que se encuentra de forma natural en el trigo y otros granos y que le da a la masa sus propiedades elásticas. La enfermedad celíaca se controla por completo a través de una dieta sin gluten. Durante los últimos años, con todo, la dieta sin gluten también se ha vuelto popular incluso entre las personas que no tienen una razón médica para eliminar esta proteína de su dieta. Sea cual sea la razón por la que dejes de consumir gluten, el parar de tomar este compuesto puede ser un todo un desafío, especialmente para aquellas personas cuyas dietas contienen muchos alimentos a base de trigo.
La cuestión económica también es bastante importante: al realizar el cambio, también debes estar preparada para gastar un poco más de dinero en el supermercado al hacer la compra, ya que la mayoría de alimentos sin gluten son algo más caros que los normales. Con todo, puedes poner en marcha unos trucos y elegir cuidadosamente los alimentos de una dieta sin gluten para conseguir ahorrar un poco de dinero… ¿Quieres saber cómo? ¡Toma nota de estos tips!
Concéntrate en la comida sin gluten de forma natural: En lugar de optar por alimentos procesados que están etiquetados como sin gluten, es probable que ahorres dinero y obtengas un mejor valor nutricional al comer alimentos integrales que naturalmente no contienen gluten, como las frutas y vegetales, el yogur, el queso, las carnes, aves, pescados y mariscos…
Cocina en lotes más grandes: También puedes ahorrar comprando a granel y cocinando en lotes o cantidades más grandes. Si tienes poco tiempo o simplemente no quieres cocinar a diario, designa un tiempo para cocinar cantidades más grandes, reutiliza las cosas para días siguientes y congela algunas raciones.
Toma más legumbres: Los frijoles y judías son un alimento sin gluten superestrella en términos de versatilidad, presupuesto y nutrición. Este tipo de legumbres son baratas y fáciles de almacenar en sus versiones secas o enlatadas. Agrégalas a sopas, ensaladas, tacos y muchos otros platos.
Pexels

legumbresPexels

Sustituye los cereales sin gluten: Dejar de consumir gluten significa que tendrás que eliminar granos, cereales y otros productos que contienen trigo, centeno, avena y cualquier derivado de ellos. Pero hay muchos otros alimentos a base de granos sin gluten que puede comer, como la quinoa, el teff o el amaranto. ¡Búscalos!
Cocina más en casa: Si estás acostumbrada a depender de los artículos preparados previamente, cocinar desde cero en casa puede ser un gran alivio para tu presupuesto. Lo mismo ocurre con comer fuera: buscar platos sin gluten en restaurantes te costará mal que prepararlos de forma casera.
Cambia de actitud: Seguir una dieta sin gluten no es tan restrictivo como podrías pensar en un principio. Si bien deberás prestar especial atención a evitar el gluten, hay muchas formas de disfrutar de comidas deliciosas aprovechando la oportunidad de explorar nuevas cocinas, ingredientes y platos que no contienen esta proteína.
tracking