Revista Mía

Sácale todo el partido a la olla exprés

Las ventajas de usar una olla a presión son infinitas, piérdele el miedo y aprende todo lo que puedes hacer con ella.

Antes de ponerte a cocinar con la olla exprés conviene que sepas una serie de consejos que te ayudarán a dominar esta técnica de cocción sencilla y útil. Las ventajas de utilizar este tipo de ollas son muchas, pero hay dos que destacan entre otras; el ahorro de tiempo y energía y que es una forma de cocinar muy limpia y saludable. Muchas personas tienen reservas a cocinar con la olla exprés porque piensan que pueden ser peligrosas, pero los dispositivos de seguridad de los nuevos modelos las convierten en dispositivos muy seguros.
Si algo bueno tiene la olla exprés es que acorta mucho el tiempo de cocción de todo tipo de alimentos, reduciéndolo a un tercio aproximadamente. El ahorro en el consumo de energía es considerable (supone un 50 % menos de gasto energético) y eso repercute directamente en nuestro bolsillo, por lo que la economía también puede ser un buen motivo por el cual comenzar a usar la olla exprés.
Si eres de los que piensan que cocinar requiere su tiempo y que en la olla exprés perderás parte del sabor de los ingredientes, nada más lejos de la realidad: el cierre hermético de la tapa de estas ollas impide que se pierdan, durante la cocción, sabores y aromas. Además, necesitan menos agua y por tanto, los alimentos conservan más propiedades nutritivas.
Una de las cosas que debes saber es que la cantidad mínima de líquido que hay que poner en la olla es de un tercio de su capacidad y la máxima, dos tercios. ¡Nunca llenes la olla hasta arriba! Puedes tener problemas con el exceso de líquidos, ya que los alimentos al cocinarse también sueltan sus propios jugos. Cuando cocines legumbres o verduras de hoja verde, se recomienda llenar la olla hasta la mitad, así evitarás obstruir la salida de vapor.
Es muy importante recordar que bajo ningún concepto debes abrir la olla exprés mientras tenga presión ya que es muy peligroso. Una vez finalizado el tiempo de cocción, retírala del fuego y deja que se enfríe, que pierda toda la presión antes de abrirla. Por seguridad y para obtener platos más sabrosos, sigue al pie de la letra las indicaciones del fabricante en cuanto a cantidades, tiempo y presión a utilizar.
¿Qué tipo de recetas que podrás preparar con una olla exprés? De lo más variado, pero especialmente legumbres, carnes y verduras. Al principio tendrás que aprender a controlar los tiempos de cocción. En líneas generales, las legumbres y las carnes requieren periodos más largos y mayor presión y las verduras necesitan menos agua, menor presión y espacios de tiempo más breves. ¡Los guisos quedan espectaculares con esta cazuela!
Ahora, sácale todo el partido a tu olla exprés con estos 10 consejos.
tracking