Vídeo de la semana

Aceites aderezados. ¡Prepara tus propios aliños en casa!

Es fácil: elige aceites de oliva de calidad, mézclalos con hierbas aromáticas y tendrás aliños de alta cocina para tus guisos y recetas.

Aceites aderezados.
iStock

¿Alguna vez te ha apetecido probar un aceite distinto o un aliño original en tus ensaladas? Es fácil: puedes prepara aceites tuneados eligiendo aceites de oliva de calidad y mezclándolos con hierbas aromáticas. Así tendrás aliños de alta cocina para tus guisos y recetas.

Preparar en casa aceites aromáticos es fácil si cuentas con los ingredientes adecuados. Elige las hierbas que más te gusten y mézclalas en una botella de cristal con aceite de oliva virgen extra, dejándolas macerar durante un par de semanas. También puedes calentar los diferentes elementos -no a más de 50 grados– para hacer una infusión y acelerar el proceso ¡Y lo más importante! No olvides poner en cada envase una etiqueta que indique las hierbas que has empleado. Si quieres conocer los mejores aceites aderezados que puedes preparar en casa, sigue leyendo. ¡Aquí van algunas ideas!

Sabor campestre: Añade un par de hojas de laurel 10 granos de pimienta negra y 3 clavos de especias a un buen aceite picual y tendrás un aliño muy especial para tus ensaladas.
 
Mediterráneo: Introduce en una botella aceite con unas ramas de romero fresco y déjalo macerar varios días. Es el condimento perfecto para untar los asados de cordero o las carnes rojas.
 
Oriental: Mezcla con un aceite de sabor suave, un chorrito de soja y 2 cucharadas de semillas de sésamo.

aceite y aliños
iStock

Picante: Pon en una botella con aceite de oliva dulce 3 ajos con piel y 3 guindillas de cayena. Macera en un lugar oscuro durante 7 días. Un aceite perfecto para pasta y pizzas.
 
A la menta:  Mezcla en una botella unas hojitas de menta, bolas de pimienta, cebolleta picada y aceite, asegurándote de que cubres todos los ingredientes. A las tres semanas fíltralo. Tendrás un aceite a la menta perfecto para acompañar pescados.

A la italiana: Lava unas hojas de albahaca fresca, sécalas y mételas en una botella con aceite de oliva de sabor afrutado.

Con canela y jengibre: Para amantes de los sabores intensos. Prepáralo pelando la raíz de jengibre y cortándolo en trozos. Añade el aceite, la ramita de canela y el jengibre a un tarro y deja reposar el aceite un mes. Este aliño es perfecto para sopas y pescados crudos. 

Un toque de color: Tritura en la batidora durante 2 minutos unas hojas de perejil fresco junto con un buen chorro de aceite de oliva. Así tendrás un fantástico aliño de color verde intenso. Cuélalo y úsalo para dar un toque personal a tus platos.

Continúa leyendo

#}