Aprende a preparar la conserva perfecta

Hay muchas formas de realizar las conservas: al natural, como los pimientos rojos; fritas, como el tomate; o los escabeches, como el de berenjenas. ¡Prepara la conserva que más te guste!

  • Autora: Laura Revilla

Es la mejor manera de tomar verduras y frutas fuera de temporada al mejor precio y durante todo el año. Hacerlas es muy sencillo, solo debes seguir los pasos que te proponemos a continuación.

El auge de los productos en conserva en los supermercados ha facilitado el acceso a este tipo de productos, pero siempre serán mucho más naturales y saludable si las haces tú en casa, ya que no tendrán aditivos ni conservantes.

Esta práctica era muy habitual en los hogares hace años, se conservaban las frutas y verduras de temporada para disfrutarlas durante todo el año. Hoy en día, existen zonas rurales de nuestro país en las que se sigue haciendo. Si quieres hacerlas tú misma, apunta los pasos que tienes que seguir.

  1. Selecciona bien las frutas y verduras. Es importante que estén en su punto justo de maduración, así que evita cogerlas muy verdes. Lávalas bien, y pélalas. En el caso de los tomates, escáldalos, para ayudar a esterilizarlos. Puedes hacer unas conservas con trozos y otras en forma de mermeladas o confituras. En este último caso, deberás cocer las frutas con azúcar y aromatizarlas.
  2. Prepara los envases. Para que una conserva sea duradera, es esencial esterilizar los tarros cociéndolos previamente con agua hirviendo. Comprueba que el cierre está hermético y rellénalos con las conservas, evitando dejar aire en su interior cuando los cierres.
  3. Esteriliza las conservas. Una vez hayas rellenado los tarros, mételos en una olla con abundante agua y sal hasta justo debajo de la tapa. Calcula que, para tarros medianos, deberás dejarlos unos 40 minutos. Si son más grandes, deberás tenerlos algo más de tiempo. Pasado este tiempo, ya con los tarros pasteurizados, déjalos en la olla hasta que se templen. Cuando los saques, comprueba que estén herméticamente cerrados.
  4. Almacénalas. Debes guardarlas en un lugar fresco, seco y alejado de la luz, donde se conservarán en perfecto estado durante varios meses.

Continúa leyendo