Vídeo de la semana

Batch cooking para toda la familia, ¡te damos todas las claves!

¿Sabes en qué consiste esta técnica? ¿Y cómo sacarle el máximo partido para adaptarla a toda la familia? Te damos algunas ideas sobre cómo hacer un batch cooking que enamore hasta a los más peques.

Si hay un término culinario que se ha puesto de moda en los últimos años, ese es ‘batch cooking’, que significa ‘cocinar para toda la semana’. Esta práctica se basa en aprovechar todos los recursos que tengamos disponibles en nuestra cocina para cocinar el mayor número de platos posibles en el menor tiempo. En resumen: pasarte una tarde cocinando pero que el resultado te permita desentenderte durante el resto de días. De entrada puede parecer algo complicado, pero nada más lejos de la realidad: si nos ponemos a trabajar a la vez los cuatro fuegos, el horno y el resto de electrodomésticos, lo conseguiremos antes de lo que crees. Así que ya sabes, ¡lo importante es que no te falten ganas para colocarte el delantal! Puedes utilizar cada electrodoméstico para un propósito diferente. Te damos algunas ideas: 

  • En el fuego podemos cocer a la vez cuatro platos, ya sean legumbres, pasta o arroz, verduras o cualquier guiso de los de toda la vida.
  • En el horno será tu mejor aliado para preparar verduras asadas, pescado o carne (puedes hacerlo incluso simultáneamente, evitando eso sí, mezclar la carne y el pescado). Y una vez hayas terminado, también puedes hacer un bizcocho.
  • En el microondas podemos preparar numerosos platos de manera rápida y saludable, como verduras al vapor. Su principal ventaja es que después puedes congelarlas para usos posteriores. ¡Deshazte de la idea de que en el micro no puedes cocinar nada!
  • Y si además cuentas con un robot de cocina o un slow cooker, contarás con una ayuda extra que será de lo más útil. Aunque el batch cooking se basa esencialmente en cocinar para refrigerar (o congelar después), sino que es una técnica cuyo objetivo también es el ahorro de tiempo. No olvides que, mientras los fuegos y el horno están realizando su trabajo, podemos dejar listos algunos alimentos frescos para consumir en los días venideros, como por ejemplo: zanahorias ralladas, crudités de verdura, queso rallado, verduras cortadas en juliana para sopas o guisos, huevos cocidos, lechuga en trozos, jamón picado… También existen frutas que puedes cortar y guardar en tuppers para disponer de ellas en cualquier momento.

Y, ¿cómo adaptar el batch cooking si tienes niños?

Para empezar, cocinar y comer en familia tiene numerosos beneficios y puede resultar, además, de lo más divertido. Procura planificar el menú semanalmente para no andar falta de inspiración o tardar más de la cuenta al prepararlo todo, prepara también algunos snacks para tenerlos siempre a mano (ya que los niños necesitan comer cada pocas horas), elabora platos que puedan adaptarse tanto para adultos como para niños (en el caso de las ensaladas, por ejemplo, puedes servir a los peques los ingredientes por separado y a los mayores todo bien mezclado. Por último, trata de presentar los platos con diferentes texturas (en lugar de hacer numerosos purés y cremas varias, combina recetas de ese tipo con otras cuyas texturas no sean tan blandas). 

leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo