Cocinar al vacío en casa: ¿sabes cómo hacerlo?

Si quieres cocinar al vacío en casa solo necesitarás un termómetro y un reloj. ¡Aprende esta técnica culinaria!

La cocina al vacío (también conocida como sous-vide) es una técnica culinaria muy extendida entre la alta cocina, debido a las ventajas y resultados que proporciona. Cocinar al vacío consiste en envasar los alimentos en bolsas herméticas a las que se ha extraído el aire, y sumergir los productos en un baño de agua a temperatura constante (no superior a los 100ºC) durante un tiempo prolongado.

La cocina al vacío requiere de mucho tiempo (una pierna de cordero puede tardar hasta 48 horas en cocinarse con este método), pero sus resultados son espectaculares. Con esta técnica, los alimentos (en especial las carnes) no pierden líquidos, por lo que quedan jugosos y tiernos, mantienen todos sus nutrientes intactos y conservan sus sabores originales y texturas. Además, los platos resultantes son bajos en grasa y por lo general, más saludables que los elaborados con otras técnicas.

¿Cómo cocinar al vacío en casa?

Tal vez pienses que cocinar al vacío en casa es una tarea imposible porque no dispones de envasadoras o de los electrodomésticos que sí hay en los restaurantes profesionales, pero te alegrará saber que no es así. Puedes emplear cosas de tu cocina como bolsas de cierre zip, papel de aluminio o papel transparente film para lograr resultados similares.

Para cocinar al vacío, lo único que tienes que hacer es adobar y sazonar el alimento que quieras, meterlo en una bolsa de cierre zip o envolverlo firmemente en el papel y meterlo en agua caliente. La presión del agua comprimirá al alimento, haciendo que la envoltura se quede pegada a él. Puedes cocinar al vacío de esta forma utilizando una olla, una freidora, una yogurtera…

Esta técnica requiere de cierta vigilancia para evitar que los alimentos no se quemen o no se contaminen: como las temperaturas menores a 100ºC no aseguran la eliminación de las bacterias, tendrás que prestar especial atención a la higiene y la limpieza. También puedes enfriar rápidamente los alimentos una vez que ya estén cocinados para evitar la proliferación de bacterias y levaduras. Si sigues estas recomendaciones y no te importa dedicar tiempo y esmero a la hora de cocinar, ¡lograrás unos platos sabrosísimos!

También te puede interesar:

Continúa leyendo