Consejos útiles para la recolección de setas silvestres

El otoño y el invierno son dos épocas ideales para recoger setas. Te ofrecemos algunos consejos útiles para que te prepares para la recolección de setas silvestres de la próxima temporada, evitando intoxicaciones y volviendo con la cesta llena.

Adentrarse en el campo en busca de setas es, posiblemente, una de las actividades más agradables del otoño (y también del invierno), además de recoger castañas, nueces y piñas caídas de los pinos para pintar durante las fiestas navideñas (o como elementos decorativos para la época otoñal e invernal).

Además, es una actividad divertida, que se puede hacer en familia, que suele resultar muy rentable. Y es que, ¿quién no soñaría con una cesta repleta de setas porcini, al volver de un agradable y relajante paseo? Sin embargo, la recolección de setas silvestres no es algo que podamos improvisar, especialmente no solo a la hora de recolectar de manera responsable, sino para saber qué recogemos y, sobre todo, evitar intoxicaciones.

¿Cómo recoger setas silvestres de manera segura?

Es de vital importancia seguir algunos consejos básicos para conseguir una recolección exitosa y sin riesgos para nuestra salud, además de ayudar a la preservación de las diferentes especies recolectadas.

Eso sí, es de vital importancia aceptar que, en ocasiones, podemos acabar volviendo a casa con las manos vacías: ¡recolectar hongos continúa siendo algo aleatorio, en la que no siempre ganamos!

La importancia de prepararse bien

Es esencial preparar bien la recogida de setas. Para ello, es necesario conocer cuáles son las especies más comunes. Para hacer esto, es conveniente tener a mano un buen libro de referencia sobre hongos, o descargar en nuestro teléfono móvil una aplicación que los enumere (pero debe ser utilizada siempre con precaución).

Por otro lado, es también aconsejable que cualquier principiante vaya siempre acompañado en sus primeras salidas para recoger setas. Para ello, es recomendable preguntar a un familiar con experiencia, o a alguien que tenga cierto conocimiento del área y / o la asociación micológica presente en la zona.

Consejos útiles para recoger setas silvestres
Foto: Istock

Dependiendo del lugar, es posible que incluso nos encontramos con guías que ofrecen salidas abiertas a los aficionados. Si es así, será muy útil a la hora de descubrir cuáles son los mejores lugares para la recogida de setas, así como distintas técnicas de recolección (en especial las más seguras).

No debemos olvidarnos de las herramientas adecuadas. ¿Qué puede incluir? Una canasta o cesta de mimbre es muy útil a la hora de colocar delicadamente nuestras setas, ya que es muy resistente y suave. Eso sí, debemos evitar las bolsas de plástico, ya que podrían influir en la fermentación de los hongos.

También es imprescindible escoger bien el día para ir a recoger las setas. Es preferible elegir un día soleado, preferiblemente entre dos a tres días después de un episodio de lluvia. Cómo no, no debemos olvidarnos de nuestras botas y del uso de un impermeable (por si llueve).

Durante la recolección: también es importante ser responsable

La regla principal es evitar escoger mal. Esto implica que, en caso de no conocer la especie ante la que nos encontramos, es conveniente dejarla reposar y no recolectarla, sobre todo para evitar tirarla luego.

Además, es adecuado evitar las áreas cercanas a los bordes de caminos o zonas contaminadas, dado que los hongos tienen una particularidad muy especial: tienden a absorber la contaminación presente en el suelo.

Si detectamos setas comestibles, debemos cortarlas sin arrancarlas ni cortarlas a ras de suelo. ¿Cuál sería, entonces, la mejor forma de recolección? Muy sencillo: bastará con agarrar la parte inferior de la seta, justo por la base, y girarla con suavidad para recogerla entera. Luego, cierra bien el hueco para evitar que se seque el micelio

Algunos recolectores suelen recortar el tallo del hongo con un cuchillo, lo que puede ocasionar que la parte restante se pudra, contaminando el micelio, ralentizando o incluso deteniendo el crecimiento de futuras setas.

Tampoco se recomienda recoger setas demasiado viejas, ya que podrían resultar no aptas para el consumo (incluso pueden ser tóxicas). También pueden provocar esporas, lo que facilitaría el crecimiento de otras setas.

Una vez recolectadas

Después de la recolección, a menos que seamos expertos o nos haya acompañado un guía con experiencia, es necesario revisar la recolección. Para ello, se recomienda consultar siempre con un especialista.

Una vez en casa, es aconsejable no conservar los hongos durante mucho tiempo, dado que, a medida que envejecen, podrían volverse tóxicos. Es aconsejable cocinarlos en las 48 horas posteriores a la cosecha, o guardarlos secos o congelados.

También te puede interesar:
Christian Pérez

Christian Pérez

Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas.

Continúa leyendo