Fundir chocolate en el microondas: todos los trucos para conseguirlo

Rápido y más fácil... ¡Imposible! Funde chocolate en el microondas con estos tips sencillos e infalibles.

Para guilty pleasure, el chocolate. No hay dulce al que sea más difícil resistirse, y es que perfecto para comer solo o incorporar a cualquier receta golosa. Mejora el estado de ánimo, tiene importantes propiedades saciantes, contiene hierro… No, no estamos buscando excusas gratuitas para poder comer todo el chocolate que queramos, pero es que esconde en su interior multitud de beneficios (que por cierto, nos vienen muy bien para no sentirnos tan culpables cuando nos pasamos con él).

Y aunque es perfecto en todas sus versiones (en polvo, en chips…) hay postres y platos para los que necesita estar en versión líquida; fundido. Ya sea para hacer coulant o la célebre tarta de la abuela (con galletas y crema pastelera además del chocolate), es un ingrediente fundamental en cualquiera de estas recetas. Muchas probablemente recurráis al baño María para derretir el chocolate, pero cuando el tiempo escasea siempre podemos recurrir a un electrodoméstico que no falta en ninguna cocina: el microondas. No obstante, requiere de cuidado y atención para conseguir el punto que buscamos y no se nos queme (cosa más fácil de lo que parece). Con estos tips para fundir chocolate en el microondas, te aseguramos que el resultado será igual de bueno que si lo hicieras con cualquier otro método más largo y laborioso. Y además, es un método que nos ahorarrá tiempo y cuyos resultados seguramente te sorprenderán. ¡Reivindiquemos el microondas como herramienta de cocina exprés! Allá vamos con estos trucos rápidos y aptos hasta para las principiantes.

Usar el recipiente adecuado

Este primer paso es fundamental. ¿Cuántas veces os ha pasado que, cuando calentáis algo al microondas, el recipiente termina quemando mientras que su contenido se mantiene casi a temperatura ambiente? Por eso, tenemos que elegir cuencos o bowls fabricados con materiales como vidrio refractario, loza o incluso madera, y siempre que sean lo suficientemente gruesos como para no quebrarse durante el proceso.

Elegir el chocolate indicado

No todos los chocolates presentan la misma composición, por lo que no se fundirán de la misma manera. La mejor opción será decantarse por una tableta de chocolate especial para repostería o chocolate negro. Si deseamos fundir chocolate blanco, por ejemplo, tendremos que tener en cuenta que se trata de una variedad muy sensible a la la temperatura y que se fundirá mucho más rápido que cualquier otro.

Trocéalo

Para que el chocolate se funda más rápido, hay que trocerarlo previamente, incluso aunque ya lo hayamos partido siguiendo la forma de la propia tableta. Lo mejor es picarlo con cuchillo. Para evitar accidentes y dado que algunos chocolates son demasiado duros, es preferible utilizar una tabla de cortar. ¡Seguridad ante todo!

Cuidado con el tiempo de fundido

El objetivo es que todo el chocolate se funda igual para conseguir una masa homogénea, por lo que calentaremos a una potencia media (a unos 600W) durante un minuto. Lo retiraremos y mezclaremos con una cuchara de madera, y volveremos a calentar en intervalos de 30 segundos. Repetiremos hasta obtener el resultado que buscamos. 

 

 

leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo