¿Patatas asadas al microondas? Sí se puede y te contamos cómo

Si eres fan acérrima de las patatas asadas pero no quieres esperar horas hasta que estén listas, te enseñamos a hacerlas en cuestión de minutos pero con todo el sabor de siempre.

Probablemente hayas podido ver en algunas películas la típica escena en la que preparan una barbacoa idílica y perfecta con todo tipo de carnes y otros ingredientes. Habrás podido observar que no faltan las patatas asadas, con esa piel crujiente y de interior humeante. Una delicia en toda regla, vamos. Resulta que también se las conoce como jacket potato y son una comida típica de la cocina inglesa que consiste en hornear la patata blanca durante unas 2 horas en el horno, hasta que quede blanda por dentro, después se corta por la mitad y puede untarse mantequilla encima o también una ensalada de col (o coleslaw) o queso con cebolla. En resumen, una bomba que disfrutar muy de vez en cuando. 

Si quieres recrear esta receta tan apetecible pero vas justita de tiempo o bien pasas de estar pendiente del horno, te anunciamos que puedes hacerlas al microondas. Eso sí, el único inconveniente de cocinar patatas asadas en el microondas es que no obtendrás esa piel crujiente que conseguirías al hornear durante mucho tiempo. Claro amiga, no todo iban a ser ventajas. No obstante, tus patatas al microondas no tendrán nada que envidiar a las de horno si una vez cocidas, las dejas enfriar y retiras un poco de su carne y la mezclas con mantequilla, leche y queso rallado y vuelves a colocar esta especie de masa en su interior. 

Para hacer estas jacket potatoes al microondas, lo primordial es que las pinches varias veces con un tenedor antes de cocinarlas, para que el calor pueda salir y así no ‘exploten’ dentro de nuestro electrodoméstico. Te enseñamos a preparar unas patatas asadas básicas con las que vas a triunfar… ¡Receta fácil y superrápida a prueba de principiantes!

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 2 patatas grandes para hornear
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • Una pizca de sal
  • Mantequilla (o margarina, según tus preferencias)

Utensilios:

  • 2 hojas de papel de cocina
  • 1 plato apto para microondas

Elaboración:

  1. Lavar las patatas para hornear y pinchar la piel con un tenedor, creando muchos pequeños agujeros para que escape el vapor y así evitar sustos.
  2. Colocar un trozo de papel de cocina en un plato adecuado para el microondas, colocar las patatas encima y colocar otra hoja de papel de cocina encima. Calentar en el microondas durante 4 minutos, luego sácalas y dales la vuelta (con cuidado, porque estarán muy calientes).
  3. Volver a cubrir con el papel de cocina y cocinar durante otros 4 minutos, luego dar la vuelta nuevamente.
  4. Continuar cocinando en tandas de 1 a 2 minutos hasta que se vean suaves y cocidas por completo y la piel esté arrugada. Sácalas y déjalas enfriar.
  5. Y si quieres conseguir ese puntito crujiente que se consigue cuando las asamos al horno, caliéntalo a unos 200º con la opción de ventilador. Cuando las patatas estén lo suficientemente frías como para manipularlas, rocía su piel con aceite de oliva y espolvorea con sal marina. Mételas al horno durante unos 10-15 minutos o hasta que la piel tenga ese aspecto crujiente que las caracteriza. Luego abre las patatas y añade mantequilla. Sirve con tus aderezos favoritos o como entrante en alguna comida casual.
leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo