Prepara una pasta perfecta en 3 pasos

¿Qué tipo de pasta elegir?, ¿durante cuánto tiempo tengo que cocerla?, ¿qué cantidades necesito?, ¿y la salsa?

Paso 1: Así debe cocerse

Espaguetis metidos en agua cociendo.

Para una correcta cocción, la mejor opción sería un cazuela grande que tenga los bordes altos, así será más probable que no se te quede pegada la pasta. Una vez elegida, la medida recomendada para cada persona es un litro de agua por cada 100 gramos de pasta. ¿Por qué esta regla? La pasta durante su cocción pierde almidón, lo que provocaría que esta quedase poco hidratada y se pegaría.

Cuando comience a hervir el agua, añadiremos la pasta, no antes. Además, echaremos un puñado de sal. Removeremos con una cuchara de madera para que no se pegue y quede suelta. No tapes la olla.

Cada pasta es un mundo, por eso debemos seguir siempre las indicaciones del fabricante que encontraremos en el reverso del paquete. Como regla general, y dependiendo del corte de la pasta, el tiempo oscila entre 8 y 11 minutos. Así conseguiremos la llamada pasta "al dente" o en su punto. En el caso de que la pasta fuese fresca hecha en casa, calcula unos 3-4 minutos.

Una vez transcurrido este tiempo, escurre la pasta inmediatamente. Es recomendable no dejar la pasta reposar ni añadir agua fría. Solo escurrir y guardar un poco de agua caliente por si fuese necesario añadir a la salsa.

También te puede interesar:

Paso 2: ¿Y la salsa?

Cuatro platos con distintos tipos de pasta y salsa.

Siempre debe estar preparada antes de que la pasta termine de cocer, es decir, es la salsaquien debe esperar a la pasta y no al revés.

Un par de minutos antes de que finalice la cocción, comenzaremos a calentar la salsa en una sartén lo suficientemente grande como para que luego podamos añadir toda la pasta. Una buena salsa no debe llevar demasiados ingredientes, lo ideal sería un máximo de 5 a 8 para conservar el sabor de cada uno.

Casi todas las salsas combinan perfectamente con cualquier pasta que elijas, pero hay algunas que son perfectas. Por ejemplo, las pastas largas combinan perfectamente con salsas elaboradas a base de verduras o con una base de pescado. Por otro lado, las pastas cortas van mejor con la carne. El popular macarrón, considerado pasta lisa, combina muy bien con salsas cremosas o a base de nata. Sin olvidarnos de los espaguetis con salsa boloñesa o con una clásica salsa de tomate.

Paso 3: Por último...

Añade la pasta ya escurrida a la salsa y saltea a fuego fuerte durante unos 30 segundos, removiendo continuamente. Aquí es cuando, si ves que la pasta queda seca, debes añadir un par de cucharadas del agua de cocción que reservaste. Por puesto, no olvides retirar del fuego la sartén pasados los 30 segundos para evitar que la pasta se pase.

Como recomendación, no utilices la cuchara para comer espaguetis, y tampoco los cortes. La forma ideal es utilizar el tenedor y enrollarlos para que sea más fácil ingerirlos.

Utiliza queso rallado para condimentar tu plato.

CONTINÚA LEYENDO