Vídeo de la semana

Trucos para presentar tus platos como un auténtico chef

¿Eres una amante de la cocina pero te gustaría que tus platos lucieran mejor? Hoy te enseñamos cómo puedes mejorar la presentación de tus platos para que parezcan preparados por una estrella Michelín.

¿Eres una amante de la cocina? Estamos seguros de que tus platos están deliciosos, pero la presentación puede hacer mucho por ellos. Hoy te enseñamos algunas formas de presentar tus platos como una chef profesional.

La buena comida se disfruta más en buena compañía. El sabor es lo más importante a la hora de decir si un plato es bueno o no, aunque que nos entre por los ojos sin duda ayuda a comer con más ganas. Mejorar la presentación de tus platos puede ayudarte para muchas cosas: desde mejorar la impresión de tus invitados sobre tu comida hasta ayudar a que tus hijos pequeños se atrevan a probar ciertos alimentos que no les apetecen demasiado. Además, mejorar la presentación de tus platos te ayudará a medir mejor las cantidades y a disfrutar de tus alimentos de una manera más consciente. ¡No dudes en dar rienda suelta a tu creatividad en la cocina!

Pese a que el sentido de la estética y el gusto de cada uno es personal y puede variar, es cierto que hay ciertos parámetros que habitualmente se enseñan en las escuelas de cocina y que puede ayudar a que nuestros platos luzcan más limpios, ordenados e incluso apetecibles. Si ya tienes buena mano para la cocina, aprender a emplatar tus comidas y presentarlas correctamente te ayudará a ser un diez de diez en la cocina. Aquí van algunos trucos para presentar tus platos como una auténtica experta.

Presta atención a los colores

Los colores de una comida son el primer estímulo visual que recibimos de ella, por lo que debemos prestarles atención. Hacerte con una vajilla de colores variados que contraste con diferentes platos puede marcar la diferencia. Sin embargo, con una vajilla blanca siempre aportaremos ese toque de elegancia y sofisticación que merecen nuestros días especiales. Podemos crear un toque de color más llamativo utilizando salsas, mermeladas o incluso siropes ,en el caso de los postres.

Menos es más

Muchas veces nos empeñamos en añadir demasiadas florituras o incluso demasiada cantidad de comida para hacer que nuestro plato parezca lo más lustroso posible, sin embargo, apostar por la sencillez puede hacer que tu comida parezca más apetitosa. Esto no quiere decir que tengas que dejar a tus invitados pasando hambre: el orden en el plato es primordial y puede marcar la diferencia. Muchas veces es preferible quedarnos cortas a obtener un plato demasiado sobrecargado en el que tantos estímulos pueden incluso hacer que tengamos menos ganas de comer. Lo recomendable según los chefs expertos es que al menos un tercio del plato quede vacío... ¡Mucho mejor si colocas la comida en las zonas centrales para otorgarle el papel principal y que no de sensación de escasez! 

Sal de tu zona de confort

Si siempre acabas limitándote por los clásicos guisos y ensaladas, es difícil dar rienda suelta a tu creatividad. Tampoco hace falta complicarse demasiado la vida, pero dar una vuelta a las recetas de toda la vida o incluso atreverse a buscar otras diferentes pueden ayudarnos mucho a que nuestros platos parezcan hechos por un auténtico experto. No dudes en inspirarte en las recetas que te enseñamos en nuestra web. Internet es una herramienta fantástica para descubrir nuevas maneras de cocinar de las que tomar ejemplo.

¡Viva el contraste!

Contrastar diferentes alimentos y texturas puede ser la clave para aportar a tus platos ese matiz elegante que tanto estabas buscando. Y esto puede conseguirse con alimentos muy sencillos y que seguro que tienes a la mano. Por ejemplo, añadir un puñado de nueces picadas al centro de tu crema de verduras puede darle un giro bastante interesante a su apariencia. Jugar con la manera en la que pones las salsas a tus carnes y pescados, o añadir un poco de azúcar glass o chips de chocolate a tus postres conseguirá resaltar las texturas y hacer que resulten mucho más atractivas.

No tengas miedo a equivocarte

Es habitual que cometamos fallos en el emplatado las primeras veces que intentamos hacer que un plato luzca de una u otra forma, pero lo más importante es que no te desanimes: ¡El fallo es completamente normal!. Puedes empezar probando ciertos diseños de emplatado para ti misma antes de enseñar tus obras al gran público. En cualquier caso... ¡No tengas miedo a equivocarte!

Continúa leyendo