Trucos para soportar la ola de calor sin morir en el intento

Las temperaturas vuelven a dispararse y aunque el ventilador está encendido no lo parece...Descubre estos trucos para soportar la ola de calor sin morir en el intento.

Con el verano llegan las temidas olas de calor, y llega un punto en el que no hay ventilador ni aire acondicionado que valga. Si estás cansada de secarte el sudor y no eres una de las afortunadas que tienen piscina, te enseñamos algunos trucos para que puedas sobrevivir a esta ola de calor de la forma más sencilla.

Para soportar el calor debemos cargarnos de paciencia y utilizar todos los recursos que tenemos a nuestro alrededor. Muchos de ellos parecen evidentes, pero muchas veces los olvidamos. En cualquier caso, para que no sufras demasiado estos días de calor extremo, te enseñamos algunos trucos para que los tengas presentes y se te haga más ameno.

Toma mucha fruta

En verano es común que perdamos un poco el apetito debido a las altas temperaturas, pero no debes descuidar tu consumo de fruta. Además de aportarte una dosis más que considerable de vitaminas y minerales, hay algunas frutas como la sandía o el melón que tienen un gran contenido en agua y que te ayudarán a mantenerte hidratada durante más tiempo. Por si fuera poco, estas frutas pueden ser un sustituto muy saludable de otros alimentos refrescantes que están más procesados y tienen muchos azúcares añadidos, como algunos helados o bebidas azucaradas. También pueden ser alimentos ideales para matar el hambre entre horas cuando estamos en la playa o la piscina. 

La verdura, una gran aliada

Hemos hablado de mucho de la fruta como método para refrescarse durante esta ola de calor, pero las verduras y vegetales son igualmente importantes para no pasar demasiado calor. Hay verduras que también contienen un porcentaje de agua bastante elevado, como pueden ser el tomate, el pepino o el apio. Si los metes en la nevera un poco antes de incluirlos en tus platos -no demasiado, para que no pierdan su sabor ni se estropeen- refrescarán tus menús y además te aportarán un extra de vitaminas y minerales que seguro que tu cuerpo agradecerá. Existe una gran variedad de ensaladas frías para el verano que te ayudarán a refrescarte y harán que no te aburras de comer bien. Además...¿a quién no le apetece una ensalada fresquita en las noches de verano?

No te olvides del agua

Aunque las frutas y refrescos pueden ayudar en mayor o menor medida a conservar tus niveles de hidratación, no deberías olvidarte de beber agua. En verano sudamos mucho más y nuestro cuerpo está expuesto a temperaturas mucho mayores, por lo que el riesgo de deshidratación aumenta notablemente. Asegúrate de tener una botella de agua fresquita a mano para pasarlo mejor durante la ola de calor y no te olvides de beber el agua que necesitas. 

Cuidado con el deporte

El deporte es una actividad muy saludable y no hay nada de malo en practicarlo con regularidad, pero en verano debemos tener cuidado al elegir las horas en las que vamos a practicarlo. Hacer ejercicio de intensidad moderada en las horas de más calor del día (desde las doce de la mañana hasta las cinco de la tarde) está desaconsejado puesto que podríamos deshidratarnos o incluso sufrir algún mareo debido al exceso de calor. Por tanto, si vamos a practicar algún deporte...¡genial!; pero mucho mejor hacerlo durante las primeras horas del día o a partir de las siete de la tarde; de esta manera el calor no será tan intenso y disfrutaremos mucho más de nuestra rutina de ejercicio sabiendo que no hay ningún riesgo. 

Continúa leyendo