Los trucos de Samantha Vallejo-Nágera para preparar boquerones en vinagre caseros

La atención a los pequeños detalles y el equilibrio de sabores es la clave de esta receta popular que reproduce en su casa la jurado de MasterChef.

Las recetas de cocina casera que los cocineros de referencia de nuestro país comparten de vez en cuando en sus perfiles oficiales de Instagram son una de las mejores pistas culinarias que tenemos a mano en la actualidad. Por eso, damos voz a las más interesantes que proponen Dani García, Jordi Cruz, Dabiz Muñoz y ahora también Samantha Vallejo-Nágera. 

La jurado de MasterChef es muy activa en las redes, donde de vez en cuando comparte algunos de sus trucos favoritos para cocinar en casa. Esto es lo que ha hecho recientemente con una de las recetas más populares y tradicionales de nuestra gastronomía, los boquerones en vinagre. “Me encantan. Es un fondo de nevera perfecto y además saludable”, dice. 

La forma en la que Samantha Vallejo-Nágera prepara boquerones en vinagre en casa es sencilla y clásica, sin pasos añadidos ni vuelta de tuerca a la receta tradicional. ¿Para qué cambiar aquello que funciona de maravilla? Eso sí, la cocinera explica en un video exprés cuales son los pasos de esta preparación que no podemos saltarnos para que queden perfectos. 

El primer paso, una limpieza en profundidad

En primer lugar, lo ideal es que el pescadero os deje los boquerones limpios, ya preparados para macerarlos con vinagre y sal. Esto requiere, entre otras cosas, quitar la espina central, y aunque se puede hacer en casa, os ahorrará tiempo y el trabajo será más fino, sobre todo si no tenéis experiencia limpiando boquerones. 

Una vez esta el pescado preparado sin espina central, Samantha Vallejo-Nágera lo mete en un bol amplio y procede a limpiarlo en profundidad. “Lo primero que hay que hacer es lavarlos muy muy bien. Hay  que pasarlos por agua fría hasta que queden superlimpios. Se cambia el agua más o menos 10 veces, hasta que salga totalmente limpia. Al principio soltaran sangre los boquerones pero luego quedarán muy limpios”, explica. Es importante quedarse con el detalle de los diez cambios de agua porque da una pista fiable para saber si estamos siendo exagerados o nos estamos quedando cortos. 

La mezcla adecuada de vinagre y sal

Una vez limpios, hay que pasar los boquerones a un colador grande o escurridos para que eliminar todo el exceso de agua que hayan podido acumular los boquerones, y a continuación hay que ponerlos en una fuente amplia en una o dos capas, bien alineados y a la vista para poder rociarlos con la mezcla adecuada de vinagre y sal. 

“Cuando el vinagre y la sal tengan el punto de acidez perfecto, rociamos los boquerones con la mezcla y los metemos a la nevera unas 12 horas”, recomienda Samantha Vallejo-Nágera. Para ello, los tapa con papel film, de manera que se aíslen bien dentro de la nevera. 

Pasado este tiempo, los saca y elimina el exceso de vinagre que siempre queda en los boquerones después de macerarlos y, por último, los rocía con aceite de oliva virgen extra, ajo laminado muy fino y perejil fresco picado. Los vuelve a tapar con film y los conserva en la nevera para que el pescado aguante más días. 

Ya sabes, aunque no lo dice en su video Vallejo-Nágera, sacarlos del frigorífico unos minutos antes de consumirlos para que el exceso de temperatura no les reste sabor en boca. Un buen pan o buenas patatas fritas, ¡y a disfrutar del aperitivo o picoteo!

Continúa leyendo