Trucos sencillos para usar el congelador de una forma más sana

¿Cómo aprovechar al máximo todas las ventajas de la comida congelada? ¡Toma nota de estos sencillos y originales trucos de cocina!

La mayoría de nosotros comemos a diario en casa. Si bien puede ser tentador pedir comida a domicilio con frecuencia, también podemos usar nuestro congelador para lograr una alimentación saludable con menos tiempo y menos esfuerzo… ¿Cómo lograrlo? Aquí tienes algunas formas sencillas y super originales de comer de una forma mucho más saludable poniendo a trabajar tu congelador:

Mejora tus batidos con coliflor congelada

Si usas la combinación correcta de ingredientes, un batido o un smoothie puede ser una comida deliciosa y satisfactoria con un tiempo mínimo de preparación o limpieza. Un impulso adicional para hacerlos más completos, contundentes y saciantes puede provenir de frutas congeladas o incluso verduras. ¿Sabías que con coliflor congelada puedes lograr un batido más espeso y cremoso sin necesidad de lácteos? Intenta agregar media taza de coliflor congelada a tu batido favorito y mézclala hasta que quede suave, te encantará el resultado. Otras buenas ideas son los cubitos de aguacate congelados.

Agrega bayas congeladas a tus recetas

Los frutos del bosque o las bayas son una fuente inagotable de nutrientes beneficiosos para el organismo. No solo tienen un alto contenido de fibra y de fitoquímicos, (sí, esos compuestos de origen vegetal que mantienen nuestras células sanas y resistentes y nos hacen envejecer más lentamente) si no que también son bajos en azúcar y tienen un sabor delicioso. El problema es que las bayas frescas tienden a echarse a perder muy rápidamente. Las bayas congeladas, por su parte, están disponibles durante todo el año, son tan saludables (o incluso más) que las frescas, son más económicas y lo mejor, puedes utilizarlas cuando quieras. Los frutos rojos congelados son un refrigerio perfecto en días de verano: añádelos a helados, batidos, muffins y tortitas.

frutas del bosque
Pexels

Aprovecha las verduras congeladas

Todos sabemos que probablemente deberíamos comer más verduras de lo que hacemos. Nos vendría bien un poco de ayuda para aumentar nuestro consumo… ¡y aquí entran en juego las verduras congeladas! Las verduras congeladas ya están cortadas y listas para agregar a todo tipo de comidas, desde mezclas de verduras salteadas para una comida rápida hasta arroces, guisos y platos de pasta. ¡Aprovéchalas!

Calma tu gusto por lo dulce

Si bien el congelador puede usarse para almacenar helados, también puedes usarlo para congelar frutas congeladas para hacer postres cremosos y deliciosos algo más saludables. Un buen punto de partida es congelar los plátanos maduros pelados y en rodajas, o los kiwis. Luego, bastará con que los mezcles en una licuadora o procesador de alimentos de alta potencia hasta que esté muy cremosos para lograr batidos dulces deliciosos. ¿Otra idea? Haz un puré de mango o piña congelados con un poco de leche de coco o extracto de vainilla.

Mejora tus recetas

Es posible que te sorprendas al conocer cuántos alimentos se congelan bien una vez que están cocidos y cómo saben mejor después, una vez que los descongelas nuevamente. Desde waffles y muffins integrales hasta galletas de avena, porciones individuales de sopas y guisos sobrantes, relleno y revueltos... 

Continúa leyendo