10 trucos a la hora de cocinar postres

Te damos unos sencillos trucos para cocinar postres para que te conviertas en la mejor repostera.

10 trucos a la hora de cocinar postres

1. Aromatizar con naranja

Hay muchos postres que se aromatizan con cáscaras de naranja. Puedes guardar las que consumes a diario, siempre que las hayas frotado con un cepillo y agua caliente para evitar el sabor de conservantes o insecticidas. Lo mejor es dejarlas secar al sol antes y guardarlas en un saquito de tela en un sitio sin humedad.

2. Hojaldre para la tarta de fresas

Si quieres hacer una tarta de fresas empleando la pasta hojaldrada que se vende ya preparada en los supermercados, además de seguir los consejos que siempre se indican en el envoltorio, toma nota de lo siguiente: antes de colocar el relleno de frutas y una vez extendida la masa en el fondo del molde, pon un poco de harina sobre ella. Así evitarás que el jugo que desprenden las frutas ablande en exceso la masa hojaldrada y la tarta quede medio deshecha al sacarla del molde.

3. El secreto de hornear

¿Vas a hornear una tarta o un pastel y no tienes papel de aluminio a mano? No te preocupes. Evitarás que se queme la superficie si la cubres con papel encerado o satinado untado de mantequilla o de manteca.
Lograrás el mismo efecto si humedeces el papel con agua antes de utilizarlo.

10 trucos a la hora de cocinar postres

4. Tarta de queso

Existen dos clases de tartas de queso: las que se cuecen en el horno y las que no precisan cocción, pues tienen la gelatina como soporte. Por supuesto, también son distintos los quesos que se utilizan y las bases que requieren como soporte.

- Para hacerla al horno.
Prepara una base y fondea el molde engrasado; bate los huevos con el resto de los ingredientes elegidos hasta que se esponjen; viértelos en el molde, cuécelos a la temperatura que indique la receta y, por último, espolvorea con azúcar glass.

- Para hacerla sin cocción.
Pon la gelatina a remojar en agua fría; tritura las galletas, mezcla con mantequilla fundida y amasa. Forra la base del molde con la masa de galletas y déjalo enfriar. Después, tritura el queso con la nata y el azúcar y añade el aroma deseado; funde la gelatina en unas cucharadas de agua o zumo e incorpora el queso a la crema. Finalmente, vierte la crema de queso en el molde y déjala enfriar varias horas en el frigorífico.

10 trucos a la hora de cocinar postres

5. Brazo de gitano

Si has decidido hacer un brazo de gitano, te evitarás problemas al enrollarlo siguiendo estas indicaciones: cuando lo saques del horno, cúbrelo con un paño grueso y húmedo hasta que se enfríe. De esta manera conseguirás que se mantenga flexible y no se quiebre al enrollarlo. Una vez terminado, espolvoréalo con azúcar glass y, si quieres darle un toque personal, adórnalo con merengue y frutas escarchadas.

6. Glaseados

Los glaseados son mermeladas a las que se añade azúcar y algún licor. Se hierven hasta que adquieren el punto necesario para pasarlos luego por el chino o un colador fino, de forma que quede fuera la pulpa y resulten casi transparentes. Suelen emplearse para cubrir los pasteles y las tartas antes del baño de cobertura, y también para abrillantar frutas, como en el caso de la tarta de manzana.

- Para prepararlo, cuece la mermelada (añade de azúcar la mitad de la cantidad de mermelada que hayas empleado) e incorpora, si lo deseas, una cucharada de brandy o de ron. Cuece después hasta que, al dejar caer una gota en un plato, se cuaje al enfriarse. Por último, cuélalo y recuerda que no debe endurecerse porque no se extenderá bien.

10 trucos a la hora de cocinar postres

7. Un merengue muy firme

En algunas ocasiones sucede que al sacar el merengue el horno se desinfla y queda muy feo. Para que no ocurra, hazlo con tantas cucharadas de azúcar como claras de huevo hayas empleado, ponlo en el horno a temperatura moderada y cuando empiece a calentarse, hazle un pequeño corte y vuelve a meterlo. Verás como así se mantiene perfectamente firme.

8. Bizcocho con pasas

Cuando desees preparar algún bizcocho que contenga pasas, orejones o ciruelas, déjalos una hora antes de emplearlos en una infusión de té fuerte. Después, una forma muy sencilla de saber si el bizcocho está en su punto consiste en introducir una hoja de cuchillo: si sale seca es que el bizcocho está bien cocido.

10 trucos a la hora de cocinar postres

9. ‘Plum-cake’ con pasas

Si no tomas las precauciones necesarias al hacer un plum-cake con pasas, es muy posible que te encuentres con que éstas se van inmediatamente al fondo del molde en lugar de quedarse bien repartidas. Para que no suceda, conviene rebozarlas ligeramente en un poco de harina antes de incorporarlas a la masa del bizcocho.

10. Almíbar

El almíbar se prepara con cierta frecuencia en repostería. Es fácil de hacer, aunque lo más complicado es conseguir su punto exacto. Hierve una mezcla de agua y azúcar hasta que parezca jarabe. Para que te resulte más fácil mójate los dedos en agua fría y toca el almíbar; cuando se te pegue fácilmente es que está preparado.

Etiquetas: Bizcocho, Dulce, Postres, Tarta, Trucos de cocina

Continúa leyendo...

Contenidos similares

COMENTARIOS