Trucos para fundir chocolate y que quede perfecto

Fundir chocolate puede complicarse si no tenemos en cuenta algunos pequeños trucos. ¿Alguna vez al intentarlo se ha separado la grasa y se ha quedado la mezcla inutilizable? Descubre cómo evitarlo.

El chocolate es uno de los ingredientes más usados en la repostería de todo el mundo, es un básico de tartas, magdalenas, bizcochos y toda clase de preparaciones que puedas imaginar. Aunque su sabor natural es amargo, es un complemento perfecto para los postres más dulces y se suele usar fundido en coberturas.

La técnica de fundido del chocolate puede resultar más compleja de lo que parece, ya que por no tener en cuenta unos sencillos trucos puedes hacer que la mezcla quede totalmente inutilizable. Catalina García-Germán, de la escuela de cocina The Good Food Company, nos enseña en el vídeo los mejores tips para que consigas fundir esta delicia con éxito, tanto al fuego como en el microondas.

Tal y como apunta Catalina solo es necesario seguir unos sencillos consejos para que el chocolate quede perfecto y puedas usarlo en tus postres y preparaciones dulces:

  • Hay que tener en cuenta que el cacao que se usa para fundir está compuesto de cacao, mantecas de cacao y azúcar. Si se calienta en exceso el resultado es que el cacao en polvo y la manteca se separan, por lo que la mezcla queda totalmente inservible.
  • El mejor consejo es que tengas controlada la temperatura para que no se queme ni se separe la grasa del resto de compuestos.
  • Si lo haces al fuego, es importante que la temperatura sea muy baja.
  • Una opción que siempre funciona es que derritas el chocolate usando la técnica del baño María. De esta manera el contacto entre el fuego y el chocolate será menor. Tardarás más tiempo, pero te aseguras que se funde correctamente. Eso sí, también es clave que no entre nada de agua en el cazo en el que tienes el chocolate.
  • Es esencial ir moviendo continuamente el chocolate con ayuda de una pala de madera o espátula, para que el calor se pueda distribuir bien y no se acumule en una sola zona.
  • Si decides hacerlo en el microondas hay que pararlo cada poco para remover y evitar que se caliente mucho. A intervalos de 30 segundos, aproximadamente.
  • Si cuando estás fundiendo el chocolate notas una textura cortada, bolitas de aceite o granulado, eso quiere decir que ha recibido un exceso de calor y se ha cortado y que tendrás que empezar todo el proceso desde el principio.

Con estos consejos conseguirás que el chocolate fundido quede perfecto. Prepararás unas coberturas absolutamente deliciosas para tus tartas y bizcochos favoritos.

También te puede interesar:

Continúa leyendo