Kevin Costner o cómo seguir siendo atractivo a los 62

El eterno seductor sopla las velas.