¿Es bueno dejar el cabello húmedo recogido en una toalla?

Es una de las preguntas que más nos hacemos y uno de los mitos más extendidos sobre el cuidado del cabello. La respuesta no es ni sí, ni no, es un rotundo depende.

 

Está claro que lo más natural y lo menos agresivo para el cabello es dejarlo secar al aire, ya que así minimizamos el daño al no utilizar secador, pero esta opción es válida para el verano, para el resto del año no es lo más recomendable si no queremos vivir en un resfriado constante. Además, para darle forma al cabello y moldearlo a nuestro gusto necesitamos secador.

 

¿Es bueno liar el cabello en una toalla al salir de la ducha? Sí, si lo es, ya que ayudamos a retirar la humedad del cabello, algo que siempre hay que hacer antes de utilizar el secador de pelo para que el impacto del calor sobre el cabello mojado no sea tan grande. Sin embargo, decíamos que depende porque la clave está en el tiempo que lo dejemos envuelto en la toalla. Lo adecuado es dejarlo poco tiempo, una media hora es aceptable, pero si lo dejamos más es perjudicial: al principio, la toalla absorbe la humedad del cabello y va ayudando a que se seque, pero después la toalla está mojada, no absorbe más humedad y el pelo no se seca, quedando mojado, sin aire y adoptando una forma que después nos será más difícil “domar”. Además, si queremos una mayor absorción, no es válida cualquier toalla: es más aconsejable utilizar un turbante-toalla de microfibra que absorba mejor.

 

Otro consejo que debemos seguir para cuidar la salud de nuestro cabello es presionar el pelo con la toalla para secarlo, pero no frotar, ya que hacerlo provoca daños en las fibras capilares.

 

Y, por último, recuerda que húmedo no significa empapado: el secador es para el cabello húmedo, al que hemos retirado humedad con la toalla previamente, no para el pelo empapado nada más salir de la ducha. Si, además, puedes utilizar protectores de calor antes de usar la plancha o el secador, mejor.

Cristina

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte curioso, interesante y emocionante sobre el mundo de la gastronomía y la nutrición. Bon Appétit!

Continúa leyendo