Renueva tu look con la raya 'mona lisa'

Se ha visto en melenas surferas, ultralisas, de carácter pulido, acompañando a recogidos varios o coronando un trenzado... y en todo tipo de acabados: plana y texturizada, de apertura leve, con raíces voluminosas... Pero siempre en el medio. Las celebreties se han sumado a esta tendencia que, desde hace tiempo, aparece una y otra vez en las pasarelas. Te explicamos cómo adaptar la raya 'mona lisa' a tu estilo.

¿Me sentará bien?

 

“Este clásico favorece en una gran melena y si posees un rostro con forma de corazón u ovalado, porque estiliza las facciones”, explican Giuseppe Sciannimanico y Mamen Almela, look makers y dueños del salón John Master Organics. Si tienes una cara alargada el director creativo de Andressa Santana recomienda crear volumen en la zona que va de la sien a la mandíbula para redondear y compensar las facciones”.

¿Necesito una frente bonita?

 

No es forzoso, siempre se puede crear un estilismo que suavice lo que no nos gusta", aclara Sánchez. “Si el problema son las imperfecciones de la frente, es mejor optar por un flequillo”.

¿Y en melenas rebeldes?

 

"Tendrás dificultades para que las melenas indomables ‘memoricen’ la raya. ¿La solución? Hidrata el cabello, aplica un producto sin gas para moldear, sujeta con clips, deja secar y retira las pinzas”, dice Sánchez.

Para empezar...

 

“Para hallar tu centro natural, peina el cabello húmedo hacia atrás con un peine y mueve la cabeza hacia los lados. Así la raya se abrirá de forma natural", explica Pitu Sánchez.

Y para terminar

 

"Estudia tu fisonomía. Si posees una frente estrecha, da volumen a la raya con un producto de styling específico para no aplanar el semblante”, dice Sánchez. Si prefieres el acabado casual, respeta la ondulación natural del cabello, y si te pierden las ondas abiertas o las deshechas, pule la melena, da forma a las puntas con la plancha y fija con laca.

Continúa leyendo